contacto@punto.mx

MAZATLÁN. – En cada esquina, en cada calle y en cada colonia, en cuanto el clima cambia, salen los puestos de gorditas y atole para deleitar a los mazatlecos y calmar la temporada que se vecina.

Y aunque, en sus orígenes, eran relacionadas con el cambio de clima, hoy ya nos acostumbramos a que desde mediados de noviembre se luzcan con su quemador, un par de mesas, un sartén hondo y una carpa para cubrirse de la brisa.

No importa la hora, hay puestos que están por las mañanas, como el de la glorieta del Infonavit Playas, ahí, entre avenida Las Torres y Delfín. Prácticamente son nuevas en el lugar, pero la receta que traen ya la trabajan desde hace muchos años, una receta familiar que va de generación en generación.

¿Apoco no se te antoja una gordita en la oficina junto a una taza de café?

“Lo importante para una buena gordita es la masa y la mano, se requiere de técnica, también de un buen aceite, que esté bien caliente y a dorar, tampoco se trata de que tengan mucha azúcar o que se sienta pesada la masa, tiene su chiste y cuando la pruebas, tienes que sentir su ligereza, si sientes lo contrario, es que no la prepararon bien”, contó la vendedora de gorditas de Infonavit Playas.

Estos comercios ambulantes van creciendo conforme crece la ciudad y donde menos te lo esperes vas a encontrar una. En Real Pacífico, en el polideportivo, hay una familia que todas las noches se instala, junto a los tacos, quizá como estrategia para comer un postre después de deleitarte de la cena, ¿un atole? También venden.

“Ya tenemos cuatro años colocándonos aquí, y poco a poco se nos está aclientando, viene gente del mismo fraccionamiento, pero también de los alrededores porque va corriendo de boca en boca y es que, cerca de aquí, no hay otro puesto de este tipo y a la gente le gusta venir caminando”, añadió el comerciante del local “Gorditas y Atole Real Pacífico”.

Así que ya sabes, aprovecha el cambio de clima para degustar y compartir.

Descarga gratis nuestra App

Download on the App Store    Disponible en Google Play