contacto@punto.mx
RENDER

MAZATLÁN.- ¿Buscas un lugar para disfrutar y pasear? ¿Un espacio seguro para compartir momentos únicos en familia o con amigos? En poco tiempo lo tendrás a tu disposición: el Corredor Gastronómico y Cultural que se construye, desde hoy,  en Mazatlán.

El Corredor Gastronómico y Cultural es un proyecto de Grupo ARHE que nace con el doble propósito de promover la cultura peatonal, como sucede en otros destinos de vocación turística de primer mundo, y el de ampliar los espacios públicos para ofrecer nuevos atractivos turísticos a los visitantes y residentes de la ciudad, con más opciones de empleo y de entretenimiento.

Grupo ARHE se distingue por generar valor en los sectores de infraestructura, turismo y servicios, por ello, en ese espacio, en el que habrá una inversión de mil 324 millones de pesos, se construirán una decena de espacios para restaurantes y bares tales como Café Starbucks, El Parador Español, del Chef Julián Portugal; Ricos Café, de Rogelio Fontes y la Cerveza Bichola. 

Se innovará con pasos peatonales y medidores de decibeles que van a fomentar los derechos de los peatones y a aliviar la contaminación auditiva en la franja turística del puerto.

Con ello se pretende hacer de esta ciudad un espacio para vivir bellas experiencias y hacer de Mazatlán uno de los mejores centros turísticos de México.

“Como empresa reiteramos nuestro compromiso de invertir para contribuir a mejorar la calidad de vida de los mazatlecos”, expresó Juan José Arellano Hernández, presidente del Consejo de Administración de Grupo ARHE.

Consideró que el nuevo rostro será emblemático para este destino, al concentrar restaurantes de la más alta calidad, un espacio abierto donde todos se ven y conviven en un estupendo ambiente.

Como una contribución a la cultura, se podrá admirar el mural que Sergio Ramírez, un exitoso artista mexicano, cuya obra en street art se exhibe en Los Ángeles, Nueva York y otras ciudades de Estados Unidos, y participa con las principales marcas de la moda. 

El mural se pintó en la fachada del hotel The Inn At Mazatlan, en la Avenida Camarón Sábalo, aprovechando su arquitectura para simular tres delfines saliendo de las olas del mar.

El propio Sergio Ramírez señaló que pintar un mural en una superficie irregular ha sido el mayor reto de su carrera y, también, significa el inicio de una relación con Mazatlán que espera sea larga y exitosa.

“El nuevo corredor gastronómico será un espacio urbano para que cualquier persona viva un momento agradable y cómodo para disfrutar de nuestra gastronomía”, expresó Juan José Arellano Hernández.