contacto@punto.mx

COLOMBIA.- A las 7:00 de la mañana de hoy domingo, Marha Sepúlveda tenía programada recibir la eutanasia, cuyo procedimiento le evitaría padecer una enfermedad terminal, al ser diagnosticada desde el año 2018 con esclerosis lateral amiotrófica incurable.

Sin embargo, el Instituto Colombiano del Dolor (IPS Incodol) canceló el procedimiento de última hora.

Esta mujer de 51 años de edad, iba a ser la primera persona en el país en recibir el procedimiento sin tener una enfermedad terminal.

El comité científico interdisciplinario para el Derecho a Morir con Dignidad informó que resolvió de manera unánime cancelar el procedimiento, ya que el IPS Incodol revisó de nuevo la solicitud y concluyó que no se cumple con el criterio de la terminalidad como se había considerado en el primer momento.

Sepúlveda se mantenía aislada y sólo tenía tratos con su familia, personal médico y abogada, así que no se enteró de la misa que se ofició en su nombre, ni de la petición que le hizo la Conferencia Episcopal Colombiana para que reconsiderara su decisión.

Días antes había concedido una entrevista a la cadena británica BBC, donde aseguró que estaba lista para morir y que tenía “buena suerte” por el fallo a favor del procedimiento, lo cual le permitía dormir más tranquila y sonreír de nuevo, ya que desde que le diagnosticaron su enfermedad incurable, había decidido no enfrentar la enfermedad terminal.

Su abogada Camila Jaramillo Salazar comentó a medios de comunicación que consultaría la decisión con Marha Sepúlveda y que comunicaría cualquier reacción.

“Si el celular de Martha estuviera disponible, ella no tendría vida, pero hemos sido muy cuidadosos de que ella esté en su mundo, resguardada, y que nadie interfiera con su paz y su tranquilidad”, comentó.

Cabe aclarar que en Colombia, la eutanasia fue despenalizada en 1997 y  se convirtió en ley en 2015. Desde entonces, se han realizado 157 procedimientos.