contacto@punto.mx

TABASCO.- En la refinería de Dos Bocas, en el municipio de Paraíso, pasó como el dicho popular sobre el cántaro “que tanto va a la fuente que al final se rompe”, y es que en este día, más de cinco mil empleados de la empresa Ica Fluor se cansaron de esperar una respuesta a sus demandas y quejas, y decidieron hacer un paro, al no tener solución sobre mejoras a prestaciones.

Los empleados señalan que los ingenieros los obligan a trabajar bajo amenazas de correrlos, a pesar de que no les cumplen con los pagos de horas extras, incluso, hay quienes afirman que han recibido amenazas de despido, pero que presuntamente se trata de una estrategia para no pagarles el aguinaldo.

Desde muy temprano, los trabajadores hicieron circular videos en redes sociales en donde se ve a cientos de obreros juntos lanzando consignas, se estima que en la protesta participan casi 5 mil personas.

Hasta el momento, la Secretaría de Energía no ha dado alguna postura al respecto.

Durante la manifestación, elementos de la Secretaría de la Marina acudieron a las instalaciones petroleras para tomar control de la situación y evitar daños materiales.

Los manifestantes aseguran que no retomarán labores hasta que les cumplan las demandas.

Cabe señalar que en febrero de este año también hubo otro paro de labores, en ese entonces los trabajadores afirmaron que sus jornadas eran de 10 horas o más y que incluso debían acudir sábados y domingos, además de que no recibían pago por este tiempo ni por los días feriados.

Además, hay quejas porque se trabaja en condiciones inseguras y se permite la entrada de «líderes» que les cobraran cuotas por presuntamente conseguirles los contratos.

De acuerdo con la Secretaría de Energía, la refinería tiene un avance del 64% en obra física y más de 80% en la parte mecánica. Con esta construcción se han generado 34 mil 101 empleos civiles.