contacto@punto.mx

MAZATLÁN.-Durante su travesía por el pueblo de Santa María, próximo a desaparecer por la construcción de una presa, la periodista y corresponsal del diario La Jornada, Irene Sánchez, se encontró con un peculiar personaje quien la inspiró para realizar un cortometraje. 

En palabras de la reportera, este corto retrata la vida de Julio, un hombre de 76 años, originario de Durango, que desde hace más de 60 años radica en un poblado llamado Charco Hondo que pertenece al municipio de Rosario, Sinaloa. 

“Yo quería conocer ese pueblo, pero es complicado llegar a él; en una fiesta conocí a Julio, pero él hablaba en otra lengua, además de que tiene una discapacidad auditiva”.

Foto: Cortesía Irene Sánchez

Para Irene, lo más importante es mostrar y compartir al resto de la ciudadanía un poquitito de la cultura de ese pueblo y de cómo el protagonista Julio, ha conservado la lengua del tepehuán, que proviene del náhuatl “tépetl” que significa ‘cerro’ y la partícula de posesión “hua”, por lo que se ha señalado un parecido cercano a ‘gente del cerro’.

Charco Hondo solo cuenta con 90 habitantes, de los cuales aproximadamente 40 de ellos hablan tepehuán aunque por miedo a ser discriminados por otras personas optan por hablar en español.

Foto: Cortesía Irene Sánchez

“Julio dice que él lo sigue hablando y enseñándolo a sus nietos para que no se pierda su tradición, porque de niño cuando vivía en Durango pudo ver cómo poco a poco las personas lo dejaban de hablar”, expresó. 

En el cortometraje se puede apreciar también la cultura de los matachines que provienen de las comunidades indígenas del norte de Sinaloa, perpetuando una tradición primitiva milenaria que no terminó de ser suplantada por la dominación española, pero sí adaptada al catolicismo.

«Esa fue una de las razones por la cual yo quería conocer ese poblado, me encontré a un niño y las personas me dijeron que pertenecía a un grupo de matachines, el niño me dijo que su abuelo era quien los enseñaba”, comentó

Julio se encarga de ensayar a sus nietos para que sean parte del grupo de los matachines; cuando hay fiestas patronales de la Virgen del pueblo, ellos son los encargados de rendir tributo a sus creencias con su vestimenta y danza que los caracteriza.  

Para saber

El cortometraje titulado “Julio” resultó seleccionado dentro de los diez cortos que se estarán exhibiendo el próximo 1 de noviembre en el Festival Internacional de Cine ‘Ruta Maya”, junto a trabajos de diferentes países como Marruecos, Brasil y Colombia.