contacto@punto.mx

WASHINGTON.- El presidente estadounidense, Joe Biden, anunció este viernes la prohibición a la importación de marisco, vodka y diamantes de Rusia a Estados Unidos como sanción por la invasión rusa a Ucrania. 

En una intervención televisada desde la Casa Blanca, Biden dio más detalles sobre la decisión adelantada el jueves de poner fin a su trato comercial favorable con Rusia y explicó que el objetivo es dificultar los negocios entre Rusia y Estados Unidos. 

Rusia amenaza con nacionalizar fábricas de autos   

Por su parte, un miembro del gobierno ruso propuso nacionalizar fábricas de compañías extranjeras que se encuentren en su país y hayan parado operaciones como respuesta a la guerra contra Ucrania.  

Desde hace algunos días, Rusia ha sido atacada económicamente con sanciones impuestas por numerosos países. Uno de los rubros más afectados es la producción de automóviles, pues se han detenido exportaciones a dicho país e incluso pausado toda operación en algunos casos.  

Ante esta situación, el partido gobernante en Rusia recomendó nacionalizar la producción de todas las compañías extranjeras que tengan fábricas en su país.  

«Estamos sugiriendo esta acción como parte de la recuperación económica que encaminará a una excelente militar. Se tomarán decisiones de acuerdo a las leyes marciales, en favor del país», comentó Andrei Turchak, secretario general del consejo de gobierno ruso.  

Sin avances, fracasa el diálogo para tregua en Ucrania

Marcas afectadas

En caso de proceder con este acto, una de las marcas más afectadas sería Hyundai. La firma coreana tiene un gran volumen de producción en Rusia, misma que fue pausada hace algunos días por problemas en la cadena de suministros.  

Se dice que Hyundai Group está en negociaciones con el gobierno ruso para que le permitan a la compañía seguir operando en el país a cambio de algunas sanciones más «ligeras».  

Por otro lado, Renault sería otro de los afectados. La firma del rombo es dueña de AvtoVaz, una empresa fabricante de automóviles Lada en suelo ruso, la marca más popular del país.  

Según Renault, se encuentran en pláticas con productores locales para no parar su producción ante las amenazas del gobierno. Su gran problema se centra en la escasez de semiconductores y componentes eléctricos a raíz de la guerra con Ucrania.  

Entre otras sanciones anunciadas recientemente, Shell comunicó que dejarán de comprar petróleo ruso y cerraron todas sus estaciones de servicio. Esta acción se dio a conocer poco tiempo después de que el gobierno de Estados Unidos anunciara que prohibirían la importación de petróleo ruso. 

Descarga gratis nuestra App

Download on the App Store    Disponible en Google Play