contacto@punto.mx

ESTADOS UNIDOS.- ¡Volverá a la pantalla grande! A pesar de que la carrera cinematográfica de Johnny Depp ha sufrido un gran caída debido a los polémicos juicios por su divorcio, parece que las cosas están mejorando para el actor.

Depp todavía está en medio de un proceso judicial contra su ex-mujer Amber Heard y parece que Hollywood le ha excluido de los mejores proyectos, ya que Disney no volverá a contar con él para interpretar a Jack Sparrow en una futura entrega de Piratas del Caribe.

Como lo mencionábamos, la cosas están cambiando y ahora ha sido elegido para darle vida al Rey Luis XV en otra película biográfica que estará dirigida por la cineasta francesa Maiwenn (ADN, Mi amor , Polisse y Le bal des actrices).

La producción comenzará este verano y tendrá una duración de tres meses y contará la larga historia de un monarca que reinó durante 59 años sufriendo numerosas acusaciones de libertinaje y corrupción, antes de morir de una enfermedad.

La película se rodará en francés

Johnny Depp deberá demostrar que continúa hablando perfectamente el idioma francés, ya que vivió en el país durante muchos años durante su matrimonio con la modelo Vanessa Paradis. Puede que no sea el papel soñado por los fans del actor para su épico regreso, pero será una gran producción. Por lo que puede que sea el inicio del resurgimiento de su carrera cinematográfica.

¿Qué pasó con Amber Heard?

Se conocieron en 2009, durante el rodaje de Los diarios del ron. Johnny Depp interpretaba al periodista Paul Kemp, personaje creado por Hunter S. Thompson en la novela homónima, y Amber Heard era Chenault, una mujer casada de quien Kemp se enamora nada más verla. Si bien se hizo público a mediados de 2012, comenzaron a salir en la vida real cinco meses antes, cuando la relación de él con Vanessa Paradis agonizaba. Ella rompió con su chica, la fotógrafa Tasya van Ree y se convirtieron en la nueva pareja de moda de Hollywood.

El compromiso llegó en enero de 2014. Se casaron al año siguiente en una ceremonia privada en su casa de Los Ángeles y la felicidad les duró solo un año más.

El 23 de mayo de 2016, Heard solicitó el divorcio, lo acusó de maltrato y obtuvo una orden de restricción contra él: según su relato, Depp había abusado físicamente de ella durante su relación, normalmente mientras estaba bajo la influencia de las drogas o el alcohol. Y que cuando le comunicó que quería separarse, el actor reaccionó lanzándole el móvil a la cara. Desde el primer momento, Johnny Depp negó tales acusaciones y afirmó que Amber Heard estaba tratando de lograr un atajo a una solución económica antes de la sentencia de divorcio.

En cualquier caso, el acuerdo llegó en agosto de ese año: seis millones de euros mediante un pacto extrajudicial a cambio de retirar la orden de restricción y la solicitud de 43.000 euros mensuales como pensión. La pareja enterró el hacha de guerra emitiendo un comunicado conjunto.

“Nuestra relación fue intensamente apasionada y a veces volátil, pero siempre unida por el amor. Ninguna de las partes ha hecho falsas acusaciones para obtener beneficios económicos. Nunca hubo intención de causar daño físico o emocional”.

Según People, Heard donó los seis millones a caridad.

El caso experimentó un vuelco cuando el Daily Mail se hizo con unas grabaciones que demostraban que era Heard quien había golpeado a su marido, al otro lado del teléfono mientras ella se disculpaba. Depp afirmaba en esa conversación que prefirió irse de casa aquella noche antes de que la cosa se pusiera fea de verdad.

“No puedo prometerte que no volveré a tener problemas. Dios, a veces me enfado tanto que me vuelvo loca”, decía Heard. Posicionando a Depp como inocente, pero desgraciadamente su carrera como actor era casi inexistente pues Hollywood no tuvo piedad y le arrebató sus grandes papeles para siempre.

Descarga gratis nuestra App

Download on the App Store    Disponible en Google Play