contacto@punto.mx

MAZATLÁN.- ¿Sabías que más del 5% de la población mundial, es decir, 430 millones de personas, padece una pérdida de audición discapacitante y requiere rehabilitación? Entre ellos, 34 millones son niños. La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que para 2050 esa cifra podría superar los 700 millones, lo que significaría que una de cada diez personas tendría esta discapacidad. 

La pérdida de audición discapacitante se refiere a una pérdida superior a 35 decibelios (dB) en el oído que oye mejor. Casi el 80% de las personas con este problema viven en países de ingresos bajos y medianos. 

La prevalencia de la pérdida de audición aumenta con la edad: más del 25% de las personas mayores de 60 años sufren de pérdida de audición discapacitante. 

Se considera que alguien sufre pérdida de audición cuando no puede oír tan bien como una persona cuyo umbral de audición en ambos oídos es igual o mejor que 20 dB. 

La pérdida de audición puede ser leve, moderada, grave o profunda, y puede afectar a uno o ambos oídos, dificultando la capacidad de oír conversaciones o sonidos fuertes. 

discapacidad auditiva

Prevención de la pérdida de audición discapacitante 

Muchas causas de la pérdida de audición pueden evitarse mediante estrategias de salud pública e intervenciones clínicas a lo largo de la vida. 

Es fundamental prevenir la pérdida de audición desde los periodos prenatales y perinatales hasta edades avanzadas. En los niños, casi el 60% de la pérdida de audición se debe a causas evitables que pueden prevenirse aplicando medidas de salud pública.  

Del mismo modo, las causas más comunes de pérdida de audición en adultos, como la exposición a sonidos fuertes y medicamentos ototóxicos, son evitables. 

Te recomendamos: El ‘vape’ provoca daños al cuerpo y aumenta la adicción: CIJ – Punto MX

Detección y tratamiento  

La detección temprana de la pérdida de audición y de las enfermedades otológicas es fundamental para poder ofrecer un tratamiento eficaz. Esto requiere un cribado sistemático para detectar la pérdida de audición o enfermedades otológicas en personas de mayor riesgo, tales como: 

  • Recién nacidos y niños menores de 1 año  
  • Niños en edad preescolar y escolar  
  • Personas expuestas al ruido o productos químicos en el trabajo  
  • Personas que reciben medicamentos ototóxicos  

Personas mayores  

La evaluación auditiva y el examen del oído pueden realizarse en entornos clínicos y comunitarios. Herramientas como la aplicación hearWHO de la OMS y otras soluciones basadas en la tecnología permiten detectar enfermedades otológicas y la pérdida de audición, incluso con formación y recursos limitados. 

Descarga gratis nuestra App

Download on the App Store    Disponible en Google Play