contacto@punto.mx

MAZATLÁN.- La temporada de lluvias en Sinaloa viene tarde, en lugar de iniciar este mes, se estima que el mayor volumen se concentre, por lo menos en el sur del estado, en junio, julio y agosto.  

Según la Perspectiva Climática para Sinaloa del Servicio Meteorológico Nacional, los patrones de lluvia y temperatura tienen variaciones y no coinciden con las estimaciones del inicio oficial de la temporada.  

Esto y en base a una investigación de la asociación civil Conselva, Costas y Comunidades, el panorama en las presas no es alentador y posiblemente no alcancen sus niveles óptimos.  

Pase a leer ¿Qué hacemos para que el agua nos alcance? Aquí la respuesta  – Punto MX

¿La razón? El comportamiento errático de las lluvias que se concentrarían en el sur del estado y las altas temperaturas que se esperan y que evaporan la humedad.  

Además, el fenómeno de La Niña, que se estima que también ocurra entre junio y agosto podría alterar los pronósticos, pues si bien provocaría fuertes lluvias en el Golfo de México, quizá no ocurra igual en el lado del Pacífico. 

En 2020, se instaló La Niña y fue uno de los años más secos en Sinaloa de los últimos 40 años, según los registros de la Estación Climatológica de la Facultad de Biología y de la Comisión Nacional del Agua, recuerda César Higareda Romero, investigador de la UAS. 

Las lluvias en el sur de Sinaloa, según Conagua, oscilarán entre 10 y 70 milímetros, concentrándose la mayor cantidad en el oriente del estado, es decir, en la frontera con Durango.  

Pero si se precipita en sitios deforestados, no se tendrá una recarga significativa de ríos y acuíferos. 

“El pronóstico que se tiene es con un inicio con cierto retraso, lo que es junio y parte de julio pudiéramos tener esta tendencia de un comportamiento con un déficit, pero que puede ser recuperable entre julio y agosto”, dijo Jesús Ernesto Castro Castro, jefe del Servicio Agrometeorológico de Confederación de Asociaciones Agrícolas del Estado de Sinaloa para la investigación de Conselva.  

Para julio, podría llover más, entre 100 y 300 milímetros de lluvia. Esperan precipitaciones torrenciales principalmente en el sur del estado, así como en algunos puntos de los municipios de Sinaloa y San Ignacio. 

El SMN anticipa para agosto acumulados de lluvia entre 150 y 300 milímetros, con probabilidades de alcanzar hasta 400 milímetros en el sur del estado. 

Sandra Guido Sánchez, directora de Conselva, recordó que la crisis de agua no se soluciona con las lluvias pues los efectos de la sequía en la infraestructura verde son acumulativos, esto significa que los daños provocados en las cuencas por el estiaje no se restauran completamente con la llegada de la época de lluvias.  

“Aunque llueva vamos a captar e infiltrar menos agua, porque nuestras cuencas siguen dañadas. Para superar la crisis de agua y prevenir que volvamos a estar en esta misma situación el próximo año, se requiere que la lluvia sea efectiva, es decir que se recargue el manto freático y se formen ríos”, dijo.  

Las lluvias pronosticadas, agregó, podrían traer más afectaciones que beneficios, pues de ser torrenciales afectarían aún más el estado del suelo de la cuenca. De ahí la insistencia de contar con lluvias efectivas que protejan y restauren la cuenca.  

TEMPORADA DE LLUVIAS

Recordemos que la asociación lanzó la propuesta de ubicar áreas de mayor producción de agua de las 11 cuencas sinaloenses, que alimentan arroyos y ríos, los cuales, y por lo tanto a las presas, para declararlas zonas protegidas. 

Y en un segundo término, restaurar la vegetación y suelos para fortalecer la capacidad de producción hídrica. 

Descarga gratis nuestra App

Download on the App Store    Disponible en Google Play