contacto@punto.mx

MAZATLÁN.- Los productores agrícolas del sur de Sinaloa continúan a la espera de respuesta a sus demandas como sector, a pesar de la importante inversión federal en obras hidráulicas durante el presente año, como el Distrito de Riego de la Picachos 111 y la culminación de la presa Santa María.  

El presidente de la Unión de Agricultores de Villa Unión, Felipe Aguilar Calderón, destacó la importancia de que tanto el gobierno federal como el estatal busquen eficientes canales de comercialización para todos los participantes en la actividad agrícola de la región. En la actualidad, consideran que los precios están bajos debido a la sobreproducción. 

Indicó que, aunque el agua es y seguirá siendo vital para la actividad primarias, es importante que los productores trabajen de la mano con el gobierno para ir encontrar canales de comercialización. Esto facilitaría la expansión de la venta de alimentos actuales que se producen en la región, como hortalizas, mango, chile, entre otros. 

“Sin duda, tener agua es un beneficio muy importante para todos los productores, pero también ocupamos que intervenga el gobierno para que ponga canales de comercialización tanto para el mango, el maíz, las hortalizas, y así es como vamos a salir todos adelante». 

Felipe Aguilar Calderón
Presidente de la Unión de Agricultores de Villa Unión

“Si el gobierno no interviene, estamos tronados, vamos a tener mucha agua, sí, pero vamos a estar tronados, porque no vamos a tener dónde comercializar nuestros productos”, puntualizó. 

También puedes leer: Andrés Manuel López Obrador inaugura la Presa Santa María  – Punto MX

Aguilar Calderón destacó que tanto la presa Santa María como el Distrito de Riego de la Picachos son beneficios fundamentales para el crecimiento de la actividad agrícola en el sur de Sinaloa, permitiendo la apuesta por otros tipos de cultivos. Sin embargo, señaló que hasta ahora no han logrado obtener buenos precios para sus productos debido a la sobreproducción en el mercado actual. 

Además, señaló que con el inicio de operaciones en los Distritos de Riego 111 y 113, las tierras en todo el sur de Sinaloa comenzarán a ser sobrepobladas, lo que podría dar lugar al «coyotaje». Esto representaría un riesgo de adueñarse de la actividad agrícola con precios injustos o desleales frente a los agricultores que han dedicado años a la siembra. 

Descarga gratis nuestra App

Download on the App Store    Disponible en Google Play