contacto@punto.mx

MAZATLÁN.- Tal y como ocurrió con el huracán “Nora”, la Central de Autobuses de Mazatlán suspendió hasta nuevo aviso los viajes regionales, es decir, a las comunidades y poblaciones de los demás municipios, pero ahora con “Pamela”, las rutas foráneas siguen con servicio. 

Álvaro Peña, gerente general, manifestó que son especialmente las rutas que viajan por las carreteras libres, que se detienen en sindicaturas y comunidades, no aquellas líneas grandes que viajan por autopista. 

“Están suspendidas hasta nuevo aviso, es por las condiciones que hay en otros municipios, no podemos arriesgar”, declaró. 

En el caso de las corridas nacionales, el gerente mencionó que estas se mantienen operando de manera normal, sin problemas, y con sus horarios ya establecidos, si acaso, un retraso pero no significativos. 

“Esas si están normales, sin contratiempos”, respondió. 

Durante el pasado fenómeno meteorológico, decenas de personas se quedaron varadas por días en la parte de los autobuses foráneos, debido al cierre de las carreteras por los daños ocasionados, algunos, incluso, con el recurso económico justo, y otros sin siquiera tener dinero para comer.