contacto@punto.mx

CIUDAD DE MÉXICO.- La Fiscalía General de la República afirmó que el próximo 3 de noviembre concluye la prórroga concedida a la defensa de Emilio Lozoya Austin en los casos de Odebrecht y Agro Nitrogenados para que aporte pruebas a su favor, tras la difusión de unas imágenes del ex director de Petróleos de México (Pemex), cenando en un restaurante de la Ciudad de México.

A través de un comunicado que emitió después de que el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, pidiera a la Fiscalía informar sobre el caso, en su conferencia matutina, la FGR defendió su investigación contra Lozoya, argumentando que a principios del próximo mes concluye la más reciente prórroga concedida a la defensa del ex funcionario federal, sin mencionar que por Ley puede solicitar cuantas prórrogas sean necesitar para conseguir pruebas de descargo.

En la conferencia matutina, López Obrador calificó como legal, pero inmoral, imprudente y una provocación la aparición pública de Emilio Lozoya cenando en un restaurante lujoso de la Ciudad de México.

“Sí, yo creo que es legal, pero es inmoral el que se den estas cosas, es una imprudencia, para decir lo menos, un acto de provocación, porque este señor fue director de Pemex y está como testigo protegido”. Andrés Manuel López Obrador, Presidente de México

El Presidente dijo que mantiene su confianza de que el fiscal Alejandro Gertz Manero concluya y haga justicia en los casos mencionados antes de que termine su sexenio en 2024.

Por su parte, la Fiscalía aseguró que desde 2017 la investigación por los sobornos de Odebrecht permaneció congelada y que fue hasta esta administración que continuó el proceso.

A saber, el acusado solicitó el criterio de oportunidad que la Ley señala para denunciar a sus cómplices y encubridores en ambos casos (Odebrecht y Agro Nitrogenados); y para buscar y aportar todas las pruebas necesarias para su judicialización.

En el asunto de Odebrecht, presentó la denuncia correspondiente con fecha 11 de agosto de 2020, habiendo aportado diversas pruebas que se han ido desahogando.

Esto permitió, agrega el comunicado de la FGR, judicializar a un primer grupo de legisladores que recibieron sobornos millonarios para votar en favor de las pretensiones de Odebrecht.

Lozoya sigue siendo procesado y los tiempos que se le han dado para aportar las pruebas terminan en fecha 3 de noviembre, según el acuerdo del  Juez de control del reclusorio Norte que lleva el caso. Habría que esperar si solicita más prórrogas la defensa.