contacto@punto.mx

CIUDAD DE MÉXICO.- Cada día, el Metro de la Ciudad de México transporta a más de 2 millones de personas, así que la interrupción del servicio provocaría un caos de movilidad en toda la urbe, en caso de concretarse la amenaza de los trabajadores sindicalizados, quienes emplazaron al gobierno citadino para que cumpla un pliego de peticiones a más tardar el próximo jueves.

En caso de que no haya respuesta, El Sindicato Nacional de Trabajadores del Sistema de Transporte Colectivo acordó hacer una “falta colectiva” de actividades en las 12 líneas del Metro, a partir del jueves 14 de octubre y hasta que las autoridades capitalinas les  resuelvan las peticiones laborales, entre ellas un incremento salarial correspondiente a este año.

Entre las demandas también se incluye la entrega de ropa de trabajo, herramientas y refacciones para dar mantenimiento a trenes e instalaciones fijas y equipo de seguridad personal.

El acuerdo cuenta con el respaldo de todos los delegados y de las 10 seccionales del gremio,  y es una acción que se emprenderán  en las diferentes áreas del Metro como son taquilleras, conductores, reguladores, personal técnico, operativo y administrativo.

Por su parte, la jefa de gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum Pardo, se mostró confiada en que habrá un acuerdo antes del día jueves, ya que se tiene instalada una mesa de negociación.

“Vamos a llegar a un acuerdo, es normal que ellos presionen de esta manera, pero estoy convencida que vamos a llegar a un acuerdo”, dijo Claudia Sheinbaum.

Aclaró que estas reuniones se realizan con todos los trabajadores de gobierno de la ciudad, incluyendo trabajadores del Metro, aseo y limpia y personal del sistema de aguas.

“Yo espero que no haya ningún problema y por supuesto que los trabajadores del Metro son de primera, pero hay un marco en el que estamos trabajando, el de los recursos públicos, pero sí va haber acuerdo”, concluyó.