contacto@punto.mx

WASHINGTON, DC.- El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, viaja este miércoles a El Paso, Texas, y a Dayton, Ohio, donde ubo masacres el sábado y el domingo, con saldo de 31 muertos en total, informa Excélsior.

VEA REPORTAJE COMPLETO:
https://www.excelsior.com.mx/global/repudian-visita-de-trump-a-texas-y-ohio-tras-masacres/1329029

En ambas localidades hay protestas convocadas en contra de dichas visitas, pues afirman que Trump ha “atizado” la violencia, con sus constantes mensajes racistas y antiinmigrantes.

Las visitas estarán enfocadas en «honrar a las víctimas, reconfortar a las comunidades y agradecer a los socorristas y profesionales de la salud por sus acciones heroicas», escribió la secretaria de Prensa de la Casa Blanca, Stephanie Grisham, en Twitter.

Sin embargo, Trump está siendo acusado por sus opositores de inspirar el odio contra los inmigrantes, sobre todo en lo ocurrido en El Paso, donde el joven de 21 años que mató a más de 20 personas, publicó un manifiesto con “la invasión hispana de Texas”.

Nan Whaley, la Alcaldesa demócrata de Dayton, prometió expresarle a Trump lo «inútil que está siendo».

El Alcalde republicano de El Paso, le ofreció a Trump una bienvenida “a regañadientes”, porque es su obligación. (El Partido Republicano es el que apoya a Trump).

Aunque Trump ha dicho que es la persona “menos racista”, constantemente señala la “invasión” que sufre su país de inmigrantes centroamericanos, y en mayo, se rió y bromeó cuando, en un mitin, uno de sus partidarios gritó que deberían «dispararle» a los inmigrantes irregulares.