contacto@punto.mx

EUA / MÉXICO.- Familiares de exfuncionarios y una persona cercana a un reconocido medio de comunicación en México, están siendo ligados a un escándalo que consiste en obtener esclavas sexuales.

Estas personalidades están siendo ligadas a Keith Raniere, fundador del grupo NXIVM en Estados Unidos, vinculado con el tráfico y explotación sexual de mujeres, informa el diario Político.mx.

El líder de esta secta sexual fue detenido en Puerto Vallarta, Jalisco, en marzo del año pasado, por una orden judicial de Estados Unidos.

VEA EL REPORTAJE COMPLETO:
https://politico.mx/minuta-politica/minuta-politica-gobierno-federal/secta-sexual-nxivm-en-m%C3%A9xico-cu%C3%A1ntos-y-qui%C3%A9nes-est%C3%A1n-involucrados/

El diario estadounidense The New York Times informó sobre la investigación de este caso, y entre los primeros mexicanos mencionados está Emiliano Salinas Occelli, hijo del expresidente Carlos Salinas de Gortari, además de su hermana Cecilia.

También se menciona a Federico, hijo del expresidente Miguel de la Madrid.

Igual, a las empresarias neolonesas Loreta y Carola Garza Dávila, junto con su otra hermana, Jimena.

También se encuentra mencionada Rosa Laura Junco, hija de Alejandro Junco de la Vega, fundador de Grupo Reforma, quien fue señalada como “maestra” del primer círculo de la organización Dominant Over Submissive (DOS), rama oculta de NXIVM creada a fines de 2016 y que marcaba a mujeres con las iniciales “KR”, de Keith Raniere.

Según testimonios de Lauren Salzman, excolaboradora de Raniere, DOS tenía como objetivo lograr 100 esclavas sexuales con el “apoyo de mexicanos”.