Domingo 24 de Septiembre Mazatlán
28°
tipo de cambio
Fuente: DOF
0
ESTÁS AQUÍ
TecnoMX

CULTURA COLECTIVA

Utilizar un modelo equivocado de audífonos te hará perder la audición

Cultura Colectiva
Por , Punto MX
Si existe un elemento que identifique a las nuevas generaciones del siglo XXI ese es la tecnología.

Desde que tomó vuelo no ha dado señales de querer detenerse. Por el contrario, ha quedado adherida a nuestro ritmo de vida.

Incluso podríamos llegar a creer que somos nosotros los que tratamos de seguirle el paso.

Desde la aparición de los reproductores portátiles, Walkman, la música comenzó ser parte de la vida cotidiana de las personas y hasta en las actividades menos esperadas.

Lo cierto es, que en ese tiempo, lo que más preocupaba a los consumidores era contar con baterías para lograr que el casete no empezara a producir sonidos guturales.

Hoy los reproductores cuentan con baterías que duran horas, se recargan en poco tiempo y, además, la capacidad de almacenamiento nos permite reproducir música por semanas.

El problema ahora es la duración que tienen los audífonos convencionales, aunque es fácil adquirir unos de repuesto en casi cualquier lugar y a un precio bajo, la calidad de los materiales no siempre es la que buscamos.

En una ciudad en la que el ruido es una constante, siempre estamos en la búsqueda de un accesorio que logre aislar lo que ocurre afuera y que nos dé la mayor fidelidad auditiva. Llevamos audífonos desde que salimos de casa, cuando abordamos el transporte público, mientras nos servimos el primer café en el trabajo, y si el privilegio de nuestra concentración lo permite, durante toda la jornada laboral, para hacer lo mismo de regreso a casa.

Con los audífonos puestos somos capaces de identificar con facilidad cuando llega un mensaje a nuestro celular, cuando suena el teléfono de la oficina y cuando alguien nos habla. Buscamos crear, a costa de nuestra salud, el ambiente perfecto para trabajar inspirados.

De acuerdo a datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), mil 100 millones de jóvenes están en riesgo de padecer pérdida de audición por su exposición al ruido en contextos recreativos. Además de sufrir una consecuencia funcional, las personas se ven afectadas de una manera emocional, al ver interrumpida su forma de comunicación habitual, lo que les provoca una sensación de soledad, aislamiento y frustración.

En el mercado existe una infinidad de marcas de audífonos, pero casi todas se centran en dos estilos con sus respectivas variantes: los tipo concha, considerados como los más amigables con nuestros oídos; y los de chícharo, menos recomendables ya que resultan más agresivos.

El uso prolongado de estos últimos ocasionan graves daños, como otitis, infecciones y pérdida de la audición. Por tal motivo, se recomienda: no compartirlos, limpiarlos de manera frecuente y tener periodos de descanso de 15 minutos por cada hora de uso.

En cambio, los audífonos tipo concha no tienen contacto directo con el oído, aíslan el sonido externo de una mejor manera, lo que permite moderar el volumen y hacen que el daño sea menor.