Martes 12 de Diciembre Mazatlán
23°
tipo de cambio
Fuente: DOF
0
ESTÁS AQUÍ
Internacional

OTRO LUGAR EN TENSIÓN

Trump reconoce a Jerusalén como capital de Israel; temen violencia

Notimex
Por , Punto MX
WASHINGTON.- El Presidente Donald Trump anunció hoy que Estados Unidos reconocerá desde este día a Jerusalén como la capital de Israel, y ordenó el inicio del proceso para trasladar la Embajada estadunidense de Tel Aviv a esa disputada ciudad, caracterizando ambas acciones como un reconocimiento de la realidad que vive ese histórico sitio.


Por otro lado, la comunidad internacional advirtió que ese reconocimiento traerá consecuencias.

Piden a Israel y a los palestinos prudencia y diálogo para hallar una solución sobre el futuro de esa ciudad sagrada.


Rusia y China se sumaron este miércoles a la preocupación expresada por varios países, en especial árabes, respecto a las consecuencias que tendrá la decisión tomada por el Presidente estadunidense, Donald Trump, de reconocer Jerusalén como capital israelí y trasladar su embajada de Tel Aviv a esa ciudad.

El Gobierno ruso, a través de su portavoz, Dimitri Peskov, alertó sobre el riesgo de que el conflicto entre palestinos e israelíes se intensifique aún más tras el anuncio de Trump.

China también manifestó su preocupación, pues esto podría “agudizar el conflicto regional”, pues el estatus de Jerusalén es una cuestión complicada y sensible, que debe ser resuelta mediante negociaciones.

"Todas las partes deberían hacer más por la paz y la tranquilidad de la región, comportarse de forma cauta y evitar impactar en las bases para la resolución de la cuestión palestina e iniciar una nueva hostilidad en la región", indicó el vocero de la cancillería china, Geng Shuang.

El secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Antonio Guterres, también pidió “ser muy prudentes con lo que hacemos”, en referencia a Trump.

Por su parte, el secretario general de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), Jens Stoltenberg, se pronunció por una solución "pacífica" y "negociada" al conflicto entre palestinos e israelíes.

Alemania, Reino Unido, Francia, Turquía, Irán, Egipto, Jordania, entre otros países, advirtieron que el reconocimiento de Jerusalén como capital de Israel agudizará el conflicto árabo-israelí y provocará la desestabilización en la región.

El Papa Francisco pidió que se respete el statu quo de Jerusalén y que se imponga "la sabiduría y la prudencia" para evitar nuevos conflictos en Medio Oriente.

El líder supremo de Irán, el ayatolá Ali Jamenei, calificó este miércoles como “un gesto de debilidad, desesperación e incapacidad” la postura de Estados Unidos.

Israel considera a Jerusalén como su capital "única e indivisible", incluidas sus zonas orientales y el Centro Histórico.

PARA SABER

Estados Unidos podría convertirse en el único país del mundo que reconocería a Jerusalén como capital de Israel, donde ninguna nación tiene su embajada debido a que, tras la anexión israelí de la parte oriental de la urbe, la ONU llamó a la comunidad internacional a retirar sus legaciones de la ciudad santa.

Jerusalén Este, que los palestinos reclaman como capital de su futuro Estado, está ocupada por Israel desde la Guerra de los Seis días de 1967 y fue anexionada en 1980 en una decisión unilateral israelí que no reconoció la comunidad internacional.



TEMEN TERCERA INTIFADA

La formalización del traslado de la Embajada de Estados Unidos en Israel de Tel Aviv a Jerusalén con el reconocimiento de esta ciudad como capital del Estado judío, ha despertado temores de que ocurra la tercera Intifada.

Intifada es una palabra de origen árabe con el significado de revuelta, alzamiento o rebelión, y han ocurrido una en el siglo pasado y la otra a comienzos del presente, ambas entre la población palestina contra las fuerzas isrelíes.

La posibilidad de una tercera ha estado latente en la segunda década de este siglo, pero la violencia no ha alcanzado la generalización que caracteriza a un movimiento de este tipo.

La primera sucedió a partir de 1987, se denominó "la intifada de las piedras" y terminó en 1991, tras influir en el comienzo de las negociaciones que llevaron a los Acuerdos de Oslo de 1993 suscritos entre Israel y la Autoridad Nacional Palestina (ANP).

En esa Intifada murieron al menos 160 israelíes y mil 162 palestinos, y aunque empezó con un accidente en que cuatro palestinos perecieron por el impacto accidental de un camión militar israelí, retrató la insatisfacción palestina, en particular de los refugiados.

En 2000, comenzó la segunda Intifada, conocida como “la Intifada de Al Aqsa”, luego de que el entonces primer ministro israelí Ariel Sharon, entró a la Explana de las Mezquitas, lugar sagrado musulmán.

Ese ingreso fue visto como una provocación y llevó a que fieles musulmanes atacaran a fieles judíos que oraban en el Muro de las Lamentaciones, parte del complejo que aloja a las mezquitas de la Roca y de Al Aqsa.

Entre 2000 y 2008, periodo de esta segunda Intifada, a cuya mitad, en 2004, murió el líder palestino Yasser Arafat, se registraron alrededor de mil israelíes muertos y no menos de 5 mil 200 palestinos muertos.

Los temores de que estallara la tercera rebelión palestina surgieron en 2014, cuando los controles militares israelíes se agudizaron para el acceso a la Explanada de las Mezquitas, incluidos retenes, cámaras de vigilancia y excavaciones arqueológicas.