Sábado 18 de Agosto Mazatlán
33°
tipo de cambio
Fuente: DOF
19.01
ESTÁS AQUÍ
Nacional

MORELOS

Tras ser secuestrado, capellán de la Basílica de Guadalupe aparece sin vida

Redacción
Por , Punto MX
Tras ser secuestrado, capellán de la Basílica de Guadalupe aparece sin vida
CUERNAVACA, Morelos.- Luego de haber sido privado de la libertad, el presbítero y capellán del Coro de la Basílica de Guadalupe, Moisés Fabila Reyes, de 84 años, fue hallado muerto semidesnudo en una obra en construcción en la calle Paseo de la Bugambilias e Insurgentes de la colonia Loma Sur, en el municipio de Emiliano Zapata.

El cura, secuestrado en la Ciudad de México, tenía problemas cardíacos.

Sin embargo, la Fiscalía General del Estado afirmó no tener conocimiento alguno de que el hoy occiso fuera víctima de algún delito y menos que fuera sacerdote.


La tarde del miércoles, los familiares de la víctima confirmaron que Fabila Reyes había sido secuestrado en Cuernavaca, y pedían un rescate de dos millones de pesos, cantidad que habría sido pagada. Sin embargo, la víctima fue encontrada muerta.

La Fiscalía General del Estado informó que el resultado de la necropsia estableció que el hombre murió de infarto agudo al miocardio, además destacó que el cuerpo no tenía lesiones ni huellas de arrastramiento.


En el comunicado, la Fiscalía menciona que, “de acuerdo a algunas versiones periodísticas, se señala que los familiares de la persona que lamentablemente pierde la vida y es localizado en el territorio morelense, habrían acudido en la Ciudad de México a la Unidad Especializada en el Combate al Secuestro, sin que esta representación social tenga comunicación procesal con la dependencia federal hasta el momento”.

El presbítero estaba de vacaciones en Cuernavaca, cuando fue secuestrado el pasado 3 de abril, reportó el Centro Católico (CCM) Multimedial.


El 18 de abril, el cura Rubén Alcántara, de la diócesis de Izcalli, del Estado de México, fue asesinado en el interior de su iglesia. Tres días después, el sacerdote Juan Miguel Contreras de 33 años, de la Arquidiócesis de Guadalajara, fue ultimado a balazos también en el interior de su templo en plena sacristía.

En lo que va del 2018, cinco sacerdotes han sido asesinados. En 2017, fueron cuatro, de acuerdo al CCM.



Loading...