Lunes 24 de Septiembre Mazatlán
31°
tipo de cambio
Fuente: DOF
0
ESTÁS AQUÍ
Local

SESIÓN DE CABILDO

Si me tienen que inhabilitar, aguanto, no lloro: Alcalde

Juan Carlos Ramírez
Por , Punto MX
Si me tienen que inhabilitar, aguanto, no lloro: Alcalde
Ante la insistencia del regidor Enrique Calderón Lizalde sobre la presunta falsificación de documentos y el sobreprecio en artículos adquiridos por el Gobierno municipal en turno, el Alcalde Fernando Pucheta Sánchez dijo que no tiene nada qué ocultar y que dará la cara ante cualquier denuncia.

“Si hay algo que se tenga que castigar, que se castigue, y si en el castigo resulta que me tienen que inhabilitar, aguanto, porque cometí un delito, no lloro”, expresó el Presidente municipal durante la sesión ordinaria de Cabildo número 25.

En asuntos generales, el regidor Enrique Calderón Lizalde sacó a colación el tema de la adquisición de aires acondicionados que de acuerdo a una denuncia presentada por él mismo hay serias irregularidades como la falsificación de documentos para favorecer a un proveedor y sobreprecios de hasta un 50 por ciento.

Pucheta Sánchez le dijo que estaba en todo su derecho de interponer denuncias y le pidió confiar en las autoridades para que resuelvan sobre el caso, pero le recordó que durante la administración de Alejandro Higuera, un alcalde de su partido (Acción Nacional), se cometió un fraude millonario en obras de dragado, y él como diputado exigió transparencia.

“Hoy usted ha interpuesto las denuncias correspondientes y no es el Presidente municipal el que se las va a contestar, confíe en las instituciones en las cuales usted ha interpuesto su denuncia y ellos le resolverán el caso…, si hay algo que se tenga que castigar, que se castigue, y si en el castigo, resulta que me tienen que inhabilitar, aguanto, porque cometí un delito, no lloro”, expresó el Alcalde.

El oficial mayor Juan Manuel Ochoa Álvarez comentó que el regidor habla de una presunta falsificación de una cotización o documento, no de una factura, que se presentó para adquirir aires acondicionados, por lo que se debe presentar denuncia y si es el caso que se sancione.

SOBREPRECIOS EN ADQUISICIONES

Con respecto a la insistencia de los sobreprecios, Ochoa Álvarez dijo que efectivamente, el Ayuntamiento actual adquirió aires mini-splits de una tonelada con valor de 5 mil 100 pesos (más IVA) a crédito que es el precio de mercado, pero la anterior administración encabezada por Carlos Felton compró en el 2016, el mismo artículo a 10 mil pesos.

Calderón Lizalde respondió que cada quien se debe hacerse responsable de lo que le toca, así que si hay alguien que hizo mal las cosas en anteriores administraciones, es a ellos a los que se les tiene que decir.

“Yo como regidor tengo que vigilar lo que se está haciendo en este momento y lo voy a seguir haciendo”, advirtió.

El Alcalde lo felicitó por vigilar lo que está haciendo la presente administración, pero le recordó que hay instancias para interponer denuncias y que si ya lo hizo que espere la respuesta.

De paso, adelantó que el Gobierno municipal en turno adquirirá 10 camiones recolectores de basura a 1 millón 800 mil pesos, y no como el Gobierno panista anterior, que los compró a 6 millones de pesos.


APROBACIÓN DE CUENTAS

El regidor Luis Mariano Ortega Vizcarra le refirió a Calderón Lizalde que su labor no sólo es la revisión de cuentas, sino que su función va más allá, pero en aras de la transparencia, le reprochó que en vez de cuestionar las cuentas de la anterior administración, las defendió a ultranza, las cuales no fueron aprobadas por una serie de irregularidades.

Citó el supuesto fraude en el dragado de arroyos y canales, el arrendamiento de 77 unidades que costaron 1.6 millones de pesos, cuando su precio es de poco más de 200 mil pesos, así como la compra de camiones recolectores por 6 millones de pesos, cuando su precio actual es de 1.8 millones, esto durante la administración en la que fungió como funcionario público.

Lo acusó de hacer "protagonismo puro", de frente a las próximas elecciones.

Calderón Lizalde se defendió señalando que en la anterior administración, él sólo fue director del Hospital Municipal "Margarita Maza de Juárez", y que en su momento la Auditoría Superior del Estado ya dio su veredicto en cuanto a las cuentas públicas y que en el procedimiento cada quién se debe hacer responsable de lo suyo.


SACAN ‘TRAPITOS AL SOL’

El regidor Giova Camacho Castro lamentó que se use la sesión de Cabildo para descalificar y "sacar los trapitos al sol" de unos y de otros, en vez de interponer las denuncias con pruebas ante las instancias correspondientes y esperar un resolutivo.

Dijo que como regidores, elegidos como representantes del pueblo, no se debe de ser “comparsa” del Alcalde, sino ser contrapeso, ya que se deben al ciudadano y no al Alcalde en turno.

Tanto Giova Camacho como Mariano Ortega recordaron calificativos que se han usado en redes sociales y aún en las sesiones de Cabildo, para señalar a uno o a otro, desde "comparsas" y "corruptos" hasta de "misógino" y de “huevón”.

El regidor Ricardo Michel Luna pidió respeto a los regidores, así como terminar la discusión y que si alguien tenía pruebas de alguna presunta corrupción, llamó a que presentara la denuncia ante las instancias correspondientes y que todo se resolviera de manera legal.

Pucheta Sánchez respondió que como Alcalde tiene la obligación de darles voz a los regidores para que expresen sus inquietudes y propuestas, pero también en insistir en que hay instancias para que presenten las denuncias correspondientes.

Santos Guillermo López Aguirre pidió la palabra para cuestionar que en la investigación que se sigue al Tiburonario no se tocó "ni con el pétalo de una rosa" al exalcalde priista Jorge Abel López Sánchez, sino sólo a los exalcaldes panistas Carlos Felton y Alejandro Higuera.

La síndico procuradora Lourdes Sarabia López comentó que, de acuerdo a la Ley, ella no tiene competencia para llamar a declarar al exalcalde López Sánchez por algún delito, pues ya prescribió, al pasar más de 5 años desde su administración.

Al final, Giova Camacho y Calderon Lizalde demandaron del Alcalde más interés para hacer funcionar el Centro de Seguridad Ciudadana, el cual requiere cuando menos 30 millones de pesos.

Por su parte, el regidor Santos López pidió una mayor vigilancia en Olas Altas para que no haya vandalismo y se destruya las obras recién remodeladas.
Loading...