Miércoles 28 de Junio Mazatlán
29°
tipo de cambio
Fuente: DOF
17.99
ESTÁS AQUÍ
RedMX

CONTROVERSIA

'Refresco de Peña Nieto' estaría dañando mantos acuíferos

Redacción
Por , Punto MX
Durante el mes de Abril, rodeado de empresarios el presidente de México, Enrique Peña Nieto, lanzó una broma mientras daba un discurso de inauguración en un lujoso complejo industrial ubicado en Tecámac, al nororiente de la Ciudad de México:

"El motivo es inaugurar esta planta de la industria refresquera, que es el refresco del presidente Peña Nieto: Peña-fiel".

Peñafiel es una corporación refresquera mexicana. Sus bebidas han adornado las mesas del país por 60 años. Para que funcione su nueva planta, que costó 1.000 millones de pesos, deberá usar 777.600 metros cúbicos anuales de líquido.

Pero en Tecámac la utilización extensiva del agua que requiere Peñafiel podría dañar el manto acuífero interestatal Cuautitlán-Pachuca, el cual, de acuerdo con la propia Comisión Nacional del Agua, se encuentra sobrexplotado.


Aun así, Peñafiel obtuvo todos los permisos para comenzar a operar.

Esta situación tiene en alerta al Sistema de Agua Potable de Tecámac (SAPTEMAC), un órgano ciudadano que fue creado de 1951 a partir de la desaparición de la laguna local de Xaltocan y de los jagüeyes, vasos captadores de agua de municipio. El SAPTEMAC se formó con trabajo comunitario y aportaciones de los habitantes.


Ricardo Ovando, integrante de este órgano, hace una reflexión para RT sobre los cambios que vieron en la política de aguas:

''Adquirimos conciencia de que la urbanización salvaje no podía traer nada bueno. Pensábamos que era ambición de un presidente municipal a cargo del puesto en turno, después nos dimos cuenta que se trata de un proyecto mundial de despojo. No podíamos permitirlo''.

De acuerdo con el portal 'Sin Embargo', la capacidad extractiva de la empresa refresquera supera con creces a la del sistema de agua autónomo de Tecámac, quienes argumentan que el Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales de la Organización de las Naciones Unidas indica que el uso doméstico del agua potable es más importante que el uso industrial.


Por ello, Ovando relata que el sistema comunitario de agua está alerta ante la presión que tiene su municipio para albergar grandes complejos habitacionales, llamados Ciudades Bicentenario, y de la industria Peñafiel, por lo que se desde el 2012 se coordinan con diversas redes y organizaciones del país para garantizar el derecho humano al agua, reconocido por la constitución de país en aquel año.

También cuenta que defender el agua no ha sido fácil. A raíz de la visibilización del tema del derecho al agua que ha conseguido, el Consejo Administrativo de SAPTEMAC fue víctima en 2016 de hostigamiento y de acoso, aunque ahora tienen el apoyo de la población local.

La lucha es contra Peñafiel, que fue inaugurada a principios de abril, y está en la jurisdicción del municipio. Ante la queja que impusimos desde nuestra organización, nos respondieron que no tenemos personalidad jurídica. Es por eso que ahora estamos buscando nuevas medidas.

Ovando explica además que la nueva apuesta del órgano comunitario de agua al que pertence es impulsar una iniciativa ciudadana de ley estatal de aguas del Estado de México, tomando como ley la Ley General Ciudadana creada recientemente.

"Sabemos que la vía no es por la política tradicional. Por ello comenzaremos a consultar a las comunidades y académicos para construir esta propuesta", culminó.