Miércoles 13 de Diciembre Mazatlán
23°
tipo de cambio
Fuente: DOF
0
ESTÁS AQUÍ
Ciudad

ESPECIAL: ENTREVISTA

‘No voy a claudicar’ #Semanario

Alma Soto
Por , Punto MX
Camina por el mercado Pino Suárez saludando a todo aquel que se encuentra, hablándole de lo que ha realizado como diputado federal independiente.

A pesar de que son pocas las personas que lo acompañan, su sola presencia llama la atención. Muchos quieren tomarse fotos con él, muchos le mencionan que conocieron a su padre, otros le reclaman por la situación del país, la inseguridad, los precios de la gasolina, la corrupción.

Para todos tiene una respuesta, pero algunos no quieren escuchar. Están cansados, asustados de la situación.


Los esclavos se hacen con regalos, como los perros de trineo se hacen con el látigo, al mexicano lo han esclavizado con regalos… y le gustó


Manuel Jesús Clouthier Carrillo es el polémico diputado federal independiente, el único en la Cámara de Diputados, y asegura que su campaña empezó igual que este día: recorriendo el mercado para pedir firmas para ser candidato independiente.

Y no solo logró las firmas que le pedía el INE, sino que esas firmas se tradujeran en votos que lo llevaron a la Cámara de Diputados como primer legislador independiente.

Con ese paso, reinicia un camino que se había trazado con Acción Nacional: la diputación, la senaduría y la gubernatura, y que quedó trunco cuando en el PAN le negaron la oportunidad de ser candidato a senador... el ciclo inició de nuevo en 2015, con 6 años de desfase.



REMÓ CONTRA MAREA

Manuel Clouthier confiesa que en 2014 estuvo a punto de claudicar, de dejar la política atrás y dedicarse a sus negocios solamente.

“Cuando ves que la autoridad es parte del cochupo, eso sí duele y te digo porque lo viví, si recuerdas en 2012 yo traté de ser candidato a la Presidencia de la República por la vía independiente, me negaron el registro, me fui a litigar el caso al Tribunal Electoral, me negó mi derecho, y a partir de ahí inicié una lucha legal y jurídica por conquistar el derecho humano de participación política de los ciudadanos a los que no nos da la gana ir por un partido político, eso quiere decir candidatura independiente”, expresa.

Le tocó litigar muchos casos y ser testigo de cómo la propia Suprema Corte de Justicia de la Nación en México avala al sistema, al poder, no a los ciudadanos.


El que su dinero es bien habido no lo anda regalando. El que venga a regalarle de seguro va a robarle, si es que no le está robando ya y con anuencia


“Y eso, te lo digo, sí me dolió, en 2014, cuando nos da palo en una acción de inconstitucional la Suprema Corte, en contra de la nueva Ley Electoral Federal en el tema de las candidaturas independientes, ahí me agüité, estuve a punto, en la rayita de haber mandado todo al carajo, porque si la Suprema Corte de Justicia de la Nación, el máximo tribunal constitucional, viola los derechos humanos en lugar de defenderlos, entonces ¿Qué te queda?, ¿A quién entonces vas a recurrir?”, declara.

Pero al final decidió no claudicar y acudir a la máxima autoridad: al pueblo.

“Y con toda la dificultad fui candidato, el pueblo me dio el voto de confianza y ganamos, finalmente eso me ratifica que la única instancia que tenemos para cambiar a este país, es el pueblo, pero el pueblo tiene que decidirse”.

SUS MAESTROS DE VIDA

Clouthier asegura que ha tenido grandes maestros que lo forjaron para enfrentarse a la vida, a su camino por el mundo empresarial y el mundo político: un aula de clases, su primer jefe que fue Raymundo Allende y, por supuesto, su padre.

Con apenas 21 años de edad, el recién graduado del Tec de Monterrey llega a Culiacán, y decide ofrecer sus servicios al Tec de Monterrey Campus Culiacán, dando clases de Introducción a la Administración e Introducción a la Ingeniería.

“Para mí ha sido de mucha utilidad en la vida el haber dado clases, soy muy esquemático, mi estilo es de estar explicando siempre, uso el pizarrón, todo eso viene de la formación que tuve como maestro en su momento, el estructurar la clases, prepararla, le pierdes el miedo al foro, cosas que hoy te sirven en la política”, expresa.

A la par que daba clases, trabajaba en un despacho de Monterrey especializado en administración, organización y finanzas propiedad de Raymundo Allende, un culichi radicado en Monterrey que tenía sucursal en la capital sinaloense.

“Para entonces mi papá ya andaba mucho en la política, por eso no me tocó trabajar con él, yo trabajaba con Raymundo y de él aprendí mucho, tenía otro socio, Ramiro García y hoy los dos son consejeros en mis negocios ahora que cree un consejo que estuviera nutrido por gente externa a la familia”.

Y su gran maestro fue, sin duda, su padre, Manuel “Maquío” Clouthier del Rincón, quien lo invitaba a participar en las asambleas nacionales de Coparmex, cuando era presidente de ese organismo y él era estudiante en Monterrey.

Aprendía de estar escuchando las conferencias, los discursos.

Por ello, cuando en septiembre de 1982, el presidente José López Portillo, desde su Informe de Gobierno, anuncia la nacionalización de la banca, él se sumó a las manifestaciones de protesta por lo que consideraba un atentado contra las libertades.

“Mi padre fue muy respetuoso de nosotros, él nunca nos presionó en un sentido para andar en las cosas que él andaba, ni siquiera en la política, en el PAN, en la familia somos 11 hermanos, de los cuales sobrevivimos 10, y él nunca nos invitó a afiliarnos al partido, yo soy igualmente muy respetuoso de mis hijos, yo los invito, pero esto es como las llamadas a misa, el que quiere va”, dice.




LOS GRANDES CAMBIOS SON GRADUALES

Su primera incursión en política partidaria fue cuando su tío Jorge del Rincón fue candidato del PAN, en 1983, lo que le permitió ver cómo en México se robaban el voto y todas las cochinadas que se hacían.

En 1986, su padre “Maquío” es candidato a gobernador del estado y se involucra con él, como lo hace toda la familia.

En 1986, Francisco Villarreal, político y empresario, amigo de “Maquío”, le pide que renuncie a la candidatura al Gobierno de Sinaloa porque se la van a robar y se va a deprimir.

"Yo le dije: es cuestión de perspectiva, si mi padre pone que la gubernatura es la pelea de campeonato, tendrá que jugársela el todo por el todo y entonces quizá se va a deprimir, pero si la ve como un round de tanteo, de preparación a la Presidencia de la República, no tiene por qué frustrarse, aunque le roben.

Llega 1988 también lo apoya en su candidatura a la Presidencia de la República, aunque ahí el PAN mete su estructura, la familia no se mete tanto.

"Y nos robaron los votos en 1983 y en 1986, y fue peor en 1988, pero ni así nos rendimos porque mi padre me dijo: se podrán robar los votos pero las cuentas no les salen, saben que el pueblo no votó por ellos, que no los quieren, por eso hay que seguir votando en contra de ellos", dice.

Se siguen robando los votos, no de la forma burda de robarse una urna, retacarla de votos y regresarla para contabilizarlas con votos planchados.

Se sigue comprando y coaccionando el voto, las autoridades electorales siguen siendo parte del sistema en lugar de ser parte de la sociedad, eso sí te decepciona.




A LA ALTERNANCIA

El hoy diputado independiente dice que la alternancia se empezó a gestar desde 1983 hasta el 2000.

El error del pueblo mexicano, considera, es que creyó que en el 2000, al ganar el PAN la Presidencia de la República, el cambio vendría desde arriba, y eso no es cierto, siempre los cambios se gestan desde abajo, es en la medida en que el pueblo ejerce presión, el gobierno avanza.

“Mi padre me dijo: el Gobierno solo actúa bajo presión, pero no me dijo el gobierno priista, el gobierno panista, el gobierno perredista, me dijo el gobierno, si hoy en México las cosas están como están, no avanzan, es, sin lugar a dudas, porque ha faltado presión, porque las cosas no van a cambiar con likes, en aquel entonces el gobierno cambió porque la gente estuvo dispuesta a salir a la calle”, declara.

Las redes sociales sirven como medio de comunicación, pero no suplen a la calle, dejando el área de comodidad de tu trabajo, el área de comodidad de tu casa, saliendo a votar, ponerle un día a la democracia cuidando casillas.

'SOY UNA LAGARTIJA MUY APEDREADA'

Clouthier Carrillo no es nuevo en la actividad política, desde muy joven se involucró en ella como secretario de la Federación de Estudiantes del Tecnológico de Monterrey ya se perfilaba como líder, al igual que algunos de sus compañeros de la mesa directiva, como Bosco de la Vega, que era vocal de la FETEC, o Gastón Luke, tesoro, de quien fue compañero de bancada en la LXI Legislatura y acaba de ser candidato a la Presidencia Municipal de Tijuana.

“Yo no soy muy listo, soy una lagartija muy apedreada, he visto mucho, ya estoy viejo, no me cuezo al primer hervor, ya no me voy de bruces, tenemos que ver en lo profundo del ser humano, de aquel que aspira, verle a los ojos, ahí está la ventana a corazón, ¿es de a de veras? Revisar trayectorias”.

Si a alguien le diste poder y te enseñó de que está hecho, ¿pa’qué le das más?

Y eso sucede, expresa, porque los mexicanos no quieren ejercer su papel de dueños de México, no quieren darle un día a la democracia para acudir a las urnas a votar, mucho menos a cuidar casillas.

“Los gobernantes son nuestros empleados, pero resulta que los mexicanos dejamos de ejercer nuestro papel y dejamos que nuestros empleados se creyeran dueños y desmadramos todo… llega a tal extremo que el mexicano no quiere ejercer su papel de dueño y no acude a las urnas”, lamenta.