Lunes 27 de Febrero Mazatlán
23°
tipo de cambio
19.7
Fuente: DOF
ESTAS AQUÍ
Sinaloa

CULIACÁN

'Mantenemos la esperanza de encontrarle con vida...'

Martín Gastélum
Por Martín Gastélum , Punto MX
La cita fue a las 8:30 horas en la Subprocuraduría de Justicia de Sinaloa. Puntuales llegaron las 12 mujeres a las que la ausencia de un hijo desaparecido las une de manera fraternal.

Tres vehículos movilizan a las integrantes de "Voces Unidas por la Vida": una unidad de Servicios Periciales, una patrulla de la Policía Ministerial del Estado, y la Unidad K9.

Todas se enfilan al poniente, y 15 minutos después transitan por la carretera Culiacán-Navolato.


Se cruzan llamadas telefónicas de otras féminas y se fija el punto de encuentro, frente a las instalaciones de una tienda de autoservicio ubicada a la altura del fraccionamiento Santa Rocío.

Una serie de veredas y un camino polvoso que lleva al norte los comunica a un canal, dan vuelta a la derecha y avanzan por el borde hacia el poniente hasta llegar al acceso de un rancho, viran nuevamente y hacen alto en el acceso a una parcela.

Dos perros les dan la bienvenida, se reúne el grupo y se hacen los preparativos, a pie se alejan a 100 metros hasta llegar al pie de un guamúchil.


Alma Rosa Rojo, coordinadora del grupo, precisa que ése es el punto.

Una llamada anónima les alertó, durante la comunicación se supo que ahí estaba el cadáver de una mujer desaparecida hace 7 años y dos hombres más.

Mediante el uso de pala, güingo y varillas de acero realizan la limpieza del terreno.

"El Guapo" y "El Charly", un par de perros rastreadores, realizan la primer búsqueda. Alma Rosa presume que su falta de interés en el terreno se debe a que el entierro ya es de años.

Una máquina retroexcavadora trabaja por más de una hora, y nada.


"Esto no fue un fracaso, al contrario, el no encontrar nada hasta ahorita no es una derrota, sino un triunfo, porque así descontamos un lugar donde no está nuestro familiar y mantenemos la esperanza de encontrarle con vida, si en el infierno me dicen que está mi familiar, al infierno voy a buscarlo, pero con Dios por delante", expresa Alma Rosa.

El ánimo de las integrantes no decae y se dirigen a un segundo predio; dos retroexcavadoras realizan labor de limpieza.

Una iguana, un tlacuache y hasta una serpiente pagan las consecuencias del movimiento y ruido.

Al sitio llegan dos personas, dicen ser representantes de la empresa propietaria del terreno, piden documentos judiciales que acrediten la diligencia para poder continuar, de no ser así, piden que se retiren y realicen el trámite correspondiente para continuar.

Todos abandonan el lugar, regresan a donde iniciaron la jornada, donde se entrevistaron con el fiscal especializado en Desapariciones Forzadas, José Luis Leyva, y le solicitan el apoyo para realizar el papeleo y poder continuar con una búsqueda que no será detenida por la burocracia.