Domingo 18 de Noviembre Mazatlán
25°
tipo de cambio
Fuente: DOF
20.34
ESTÁS AQUÍ
Punto Rojo

MAZATLÁN

'Hoy fue un día triste para la Secretaría de Seguridad Pública...'

Francisco Ramírez
Por , Punto MX
'Hoy fue un día triste para la Secretaría de Seguridad Pública...'
MAZATLÁN.- "Hoy es un día triste para esta Secretaría de Seguridad Pública Municipal y para Mazatlán", afirmó el licenciado Justino Guerrero Méndez, al recibir el féretro con los restos del policía Aurelio Rodríguez Díaz de León.

"Es día sin duda de los más difíciles, es digno de reconocer a hombres dignos y valientes que sacrifican su vida por la seguridad de los demás, y que Aurelio, estoy seguro, cuando se levantaba y salía de su casa, portaba el uniforme con gran honor y orgullo, porque la profesión de policía es la que más riesgo tiene y a pesar de conocer eso, fue un hombre que entregó su vida al servicio de su gente, viendo un mejor futuro para su familia”.

Minutos antes, el cortejo fúnebre recorrió varias calles y avenidas encabezadas por varias patrullas municipales que, con sus sirenas en lo alto, avisaban a la ciudadanía que pasaba un valiente policía caído. Venían aguardando al cuerpo, a sus familiares, a sus compañeros.

En la explanada de la Secretaría de Seguridad Pública y Tránsito Municipal, en la colonia Juárez, ya los esperaban decenas de compañeros, que formados le guardaban valla; y al fondo, compañeros administrativos, policías, agentes de tránsito y funcionarios municipales, y a un costado la banda de guerra del Sindicato de Trabajadores del Ayuntamiento. En puro medio, una corona de rosas de la misma SSPyTM.

El féretro quedó en puro medio y en su parte superior le fue colocada una bandera nacional, mientras que el Alcalde José Joel Bouciéguez Lizárraga y el titular de la SSPyTM, Joel Ernesto Soto, encabezaron la primera guardia de honor.

Con un sentido homenaje de cuerpo presente, familiares, autoridades municipales, comandantes y compañeros policías, le estaban rindiendo tributo al policía Aurelio Rodríguez Díaz de León.


En su discurso, Guerrero Méndez expresó: “Aurelio, quedarás siempre en la historia y en los corazones de los mazatlecos y de tus compañeros, porque mientras haya valientes que defiendan la seguridad, iremos avanzando para darle garantías a nuestra gente, que podamos caminar tranquilos y que nuestros hijos estarán en sus hogares seguros, ésa es la misión y la responsabilidad y el objetivo de todos los que estamos aquí y formemos vivo ejemplo para que nuestra fuerza esté puesta y estemos más unidos con la sociedad”.

Indicó que juntos denunciemos a quienes no entienden, el camino fácil seguramente los va a tener en la cárcel o los va a llevar a la muerte.

Ante la familia que estaban de frente al féretro y con un hijo que le lloraba a su padre, manifestó que a nombre de sus compañeros, se unían a la condolencia de su esposa, madre, hijos y hermanos, y destacó la figura de Aurelio como un gran héroe, un hombre que a diario arriesgaba su vida, “porque somos muchos los buenos, la gente buena, la gente que trabaja, la gente que con el sudor de su frente consigue el sustento para vivir bien y para que su familia tenga lo más elemental…, desde aquí les digo y corro el reconocimiento a cada uno de los elementos, decirles que haremos un mayor esfuerzo para que tengan mayores condiciones, mejor equipo, mayor capacitación”.

Pidió a sus compañeros policías que recuerden a Aurelio con su valentía y gallardía, "defendiendo a toda nuestra gente con valentía, arrojo y destreza para que no cayeran en riesgo la vida de sus demás compañeros”.

“Desde aquí les digo a toda su familia: no estarán solos, vamos a estar del lado de ustedes, vamos a velar a sus hijos, velaremos por que no les falte nada, porque de aquí a todos los compañeros de nuestra corporación, vamos a redoblar esfuerzos para que tengan mejores condiciones de vida, y para que tengan la seguridad, de que nunca será en vano su sacrificio por el bien del municipio, por el bien del pueblo, pero sobre todo, por el bien de sus familias”.

Reconoció a nombre de todos los mazatlecos la labor de los policías, y solicitó honrar la memoria de Aurelio, destacando el valor que enseñó, “cada uno tenemos en nuestras manos el valor de cambiar las cosas, hagámoslo ya, Mazatlán nos demanda acción, certeza y fuerza, unámonos los esfuerzos, denunciemos a los criminales, porque nosotros seguiremos nuestra lucha a fondo, hasta recuperar la paz y la seguridad de nuestras familias”.


Ante los compañeros ahí formados, manifestó que son más los policías, “nuestras intenciones son buenas y porque contamos con muchos héroes, pero con muchos, como Aurelio, con todos respeto que me merecen y con gran sentimiento de solidaridad, les digo a sus familias: su sacrificio no será en vano, seguiremos adelante, cuenten con nosotros”.

Posteriormente, la joven Ana Karen leyó una reseña de la vida de su compañero policía.

Y Luego del último pase de lista a los compañeros policías, hasta llegar al nombre de Aurelio Rodríguez Díaz de León, que fue nombrado en tres ocasiones, todos sus compañeros contestaron al unísono “¡Presente!”, para que la banda de guerra tocara a diana.

Un grupo de policías dispararon una salva en su honor, para posteriormente unos compañeros empezaran a recoger la bandera nacional y Joel Ernesto Soto se le entregó a la esposa de Aurelio.


El cortejo fúnebre partió del lugar escoltado con el sonido de las sirenas de varias patrullas hasta la iglesia de Nuestra Señora del Carmen, en la colonia Benito Juárez, donde el padre Carlos Rendón le ofició la misa de cuerpo presente. Para posteriormente, el cortejo partir al cementerio, donde le guardaría su última morada.