Lunes 29 de Mayo Mazatlán
26°
tipo de cambio
Fuente: DOF
18.42
ESTÁS AQUÍ
Sinaloa

CULIACÁN

Hasta siempre, Javier Valdez... #crimenjaviervaldez

Marcela Guerrero
Por , Punto MX
CULIACÁN.- Diseñadores, fotógrafos, reporteros, pintores, artistas, escritores, secretarias, meseros, estudiantes, amigos todos, despidieron al periodista Javier Valdez Cárdenas.

Con el sentimiento desbordante, recordando las experiencias al lado de “El Bato”, estuvieron con él para decirle adiós, la tarde de este martes.

La capilla de la funeraria fue insuficiente para recibir a todos los que en algún momento convivieron con Javier, ya sea por motivos de trabajo o recreación.

"Desconcertados por la partida de nuestro hermano, pero aún así, en un momento así de dolor y difícil, Dios es nuestro salvador, él es siempre nuestro refugio, la roca en la cual podemos sentirnos seguros", afirmó el párroco oficiante.

"Como la partida de nuestro hermano ha causado indignación, pero queremos vivir el Evangelio por aquellos que nos hacen el mal".


Al final de la misa, los aplausos para Javier resonaron en la capilla.

Hasta el lugar llegaron amigos, activistas, familiares y compañeros de trabajo de toda su trayectoria profesional en Noroeste, Canal 3, El Diario y Río Doce, su última casa editorial.

Los medios nacionales e internacionales como The Guardian cubrieron la jornada de manifestación de periodistas y la despedida a “El Bato”.

Luego de la misa, los restos de Javier fueron cremados.


HOMBRE DE AMIGOS

Doña Lichi, El Venado, El Zurdo, Juanito, Casimira... Ellos eran parte de Javier y Javier es parte de todos.

La despedida al periodista Javier Valdez Cárdenas se llenó de personajes, que lo acompañaron en sus habituales mañanas de café en El Ricos, Los Portales o El Bistro, o tardes de cacahuates y whisky en El Guayabo.

Dos o tres veces a la semana después de la jornada laboral era común verlo en El Guayabo, a veces solo, a veces con su inseparable Gris.

“Ahorita te traigo tu botella”, le decían las meseras.

Doña Lichi, la primera propietaria de El Guayabo, lo acompañó en su último adiós, recordando su lenguaje pícaro y hasta grosero.

“¡Era groserísimo!”, expresa la señora con rostro sonriente, como guardando para sí la picardía de Javier.

El Zurdo, mesero del lugar, también lo acompañó. Casimira, con la mirada perdida, iba de un lugar a otro sin los cacahuates que siempre le ayudaba Javier a vender.

También fue Juanito, el de las canciones tristes, el que tantas veces vio el amanecer en una bohemia.

Por la mañana, hoy, en un restaurante, su café, una flor y un periódico quedaron en su lugar de costumbre, esperándolo…



'CORAZÓN DEL TAMAÑO DEL UNIVERSO'

Durante la misa para Valdez Cárdenas, su esposa por 26 años, Griselda, brindó unas palabras emotivas que describieron a su Javier.

"Javier era el hombre más imperfecto del mundo, como todas las personas..., pero tenía un corazón del tamaño del Universo, se quitaba lo que tenía en la boca, para dárselo a quien estaba a su lado...".

Agradeció todas las muestras de apoyo recibidas.

Después de la misa, Griselda Triana pidió que llevaran las flores de su funeral a las escalinatas de la Catedral de Culiacán.