Domingo 21 de Octubre Mazatlán
29°
tipo de cambio
Fuente: DOF
19.1
ESTÁS AQUÍ
Estado

ESPECIALISTA

Gobierno debe consensar la realización de obras: AMIMP

Francisco Ramírez
Por , Punto MX
Gobierno debe consensar la realización de obras: AMIMP
Para evitar futuros problemas y manifestaciones de enojo, el gobierno no debe tomar decisiones unilaterales y deberá buscar siempre el consenso ciudadano antes de hacer obras sin proyectos técnicos, consideró el especialista Jaime Gallo Camacho.

Luego de exponer el caso del gobierno del estado, que lleva a cabo obras sin contar con proyectos ejecutivos, el presidente de la Asociación Mexicana de Institutos Municipales de Planeación (AMIMP), dijo que saben que muchas de las intervenciones que se han hecho son decisiones que toma el gobierno sin contar con proyectos ejecutivos y en ocasiones sin que las obras sean consensuadas y que cuenten con el respaldo ciudadano para lo que se pretende hacer o mejorar.

Indicó que el componente determinante para la planeación es que cuenten con un alto grado de conceso con los habitantes y los que serán usuarios de la infraestructura pública.

En ocasiones, expuso, cuando los proyectos vienen desde arriba, con un alto grado de inversión, con un fuerte componente y respaldo político pero sin el grado de consenso que se requiere para que los ciudadanos estén conformes con lo que se está haciendo, el riesgo que se corre es que las obras no tengan pertinencia, se vayan deteriorando con el paso del tiempo e incluso hayan sido vandalizadas.

“Cuántas veces no nos ha pasado que se crea un nuevo parque donde los ciudadanos no fueron involucrados para lograr el apropiamiento y a los pocos días esta vandalizado y en lugar de traer una mejor integración y mejorar el tejido social, provoca todo lo contrario, un proceso de aislamiento, que esos lugares se conviertan en lugares inseguros y de riesgo y que tarde o temprano eso va a contribuir que se incremente la delincuencia y la inseguridad en esas zonas”.

Por tal motivo, Gallo Camacho recomendó a todas las autoridades que pretenden intervenir en el espacio público en obras de infraestructura, el llevar a cabo procesos de consulta o dialogo social que ayude a mejorar el espacio público sin reservas.

Al exponerle el caso de la remodelación y pavimentación del malecón, dijo que además del consenso que se tiene que generar con los ciudadanos, se deben cumplir con las especificaciones técnicas de los proyectos de obra.

Puso de ejemplo que hay muchos ciudadanos que están acostumbrados al uso del automóvil, el hecho que se restrinja el espacio de estacionamiento, que se ananchen las banquetas para promover que haya ciclovías les parece aberrantes, porque los ciudadanos están acostumbrados al uso del auto, a llegar con el auto desde su casa a un lugar donde puedan bajarse, hacer sus compras o dejar a sus hijos en la escuela o llegar a sus actividades.

Destacó que aunque hoy las tendencias mundiales tienen el criterio de la sustentabilidad nos llevan a que la movilidad sea más activa, que los ciudadanos se bajen del carro, usen la bicicleta y caminen, las condiciones climáticas como las de Mazatlán o Mexicali que son climas extremos que limitan esa actividad.

Sin embargo, indicó que hay ciudades en nuestro país en donde las condiciones son las más apropiadas para que el ciudadano deje el vehículo, suba al transporte público, camine o se suba a la bicicleta, “entonces las obras deben tomar en cuenta esos criterios, me parece que uno de los retos fundamentales aparte de los espacios públicos, tiene que ver con la movilidad”.


ATLAS DE RIESGOS

Entrevistad luego de participar en la reunión regional de los institutos Municipales de planeación de la zona norte, Jaime Gallo Camacho, presidente de la Asociación Mexicana de Institutos Municipales de Planeación (AMIMP), expuso la falta de seguridad para la ciudadanía.

“El hecho de que en el país tengamos cambios cada tres y seis años en el gobierno, el hecho de que no haya una continuidad adecuada de las áreas técnicas que se encargan de la planeación, crecimiento y desarrollo de la población, contribuyen de manera determinante de que nos hagan falta los elementos adecuados para una seguridad adecuada de los centros de población”, dijo.

El ejemplo más claro, indicó, es lo que pasa con los atlas de riesgo, si bien es cierto que esta instruido por el Cenaprep el que cada centro de población con más de mil 500 habitantes tengan diferentes herramientas para prever los efectos de la naturaleza y principalmente los perfiles de resiliencia, que habla de aquelloS elementos que nos permiten saber cuáles son los riesgos de un centro de población y desde luego los atlas de riesgos.

Destacó el hecho de que no haya continuidad y no se hagan las inversiones oportunas para llevar a cabo estos instrumentos, trae en consecuencia el que estemos continuamente expuestos al cambio climático.

Comentó que el ejemplo más claro se vio hace unas semanas que cayeron lluvias atípicas, en el centro y norte del estado.

Puso el ejemplo de Aguascalientes, donde el diseño de la ciudad estuvo planteado para que el agua desde las cuencas entrara a la ciudad y saliera de manera rápida, no estaba pensado poner drenaje pluvial, estaba pensado que el agua pasara por las calles y que los habitantes no estuvieran en las calles para estar expuestos a las grandes cantidades de agua.

“Tuvimos un fenómeno muy parecido a lo que sucedió a Culiacán y Ahome, de que en el mes de junio, en una hora y media, cayó el 72 por ciento del agua que cae en todo el mes de junio, y tuvimos una experiencia dramática en unas calles porque los contenedores para depositar la basura en las calles estaban transitando en las vialidades como si fueran barcos y hubo una gran cantidad de problemas con los vehículos que estaban transitando en esos momentos por desgracia solo se perdieron dos vidas humanas en ese fenómeno que fue muy problemático para la ciudad”, expresó.

Manifestó que esto tiene que ver con que las ciudades no fueron diseñadas después de tantos años para resolver con lo que está sucediendo con lo del cambio climático.
Gallo Camacho consideró que el ciudadano este consciente que el clima está cambiando, que las condiciones de la misma están cambiando y se tienen que exponerse lo menos posible a los riesgo que representa en nuestra comunidad.

Sobre las zonas federales invadidas por la gente, que luego el gobierno municipal tiene que regularizarles sus terrenos, dijo que este es un problema que tiene que ser resuelto en su conjunto entre municipios, estado y Federación.

Criticó que les permiten crear asentamientos humanos en terrenos a un lado de causes o ríos, que no cuentan con infraestructura y seguridad para que sean adecuadamente habitados.

Lo anterior, indicó, y con tiempo si la autoridad no actúa con la energía y ordena los espacios, estos se convierten en zonas de riesgo y todo va en detrimento de los mismos habitantes.



Loading...