Lunes 20 de Noviembre Mazatlán
27°
tipo de cambio
Fuente: DOF
0
ESTÁS AQUÍ
Sinaloa

MADRES ADOLESCENTES

Embarazos riesgosos #Semanario

Redacción
Por , Punto MX
A pesar de que los embarazos en adolescentes representan dos veces más probabilidades de morir por complicaciones durante la gestación o el parto en comparación con las mujeres adultas, la natalidad en menores crece día con día en Sinaloa, México y el resto del mundo.

La organización internacional Save the Children advierte que los embarazos a corta edad son más riesgosos para la salud y la vida de las mujeres que deciden continuar con la gestación, ya que no cuentan con el desarrollo físico adecuado y se duplican las probabilidades de morir por complicaciones.

Existen riegos de morir durante el parto o el puerperio que son los 40 días siguientes al alumbramiento, así como tener un nacimiento prematuro o un bebé con bajo peso.

Los expertos señalan que las principales causas de muerte materna tienen que ver con causas obstétricas indirectas relacionadas con enfermedades asociadas o complicaciones en el embarazo, seguidas de enfermedades hipertensivas (presión alta) por embarazo y hemorragias.


Sobre esta última, Sinaloa ocupa el primer lugar con 35.7 por ciento de las muertes maternas, cuando la media nacional es de 17.5 por ciento.

El promedio nacional de muerte por complicaciones o enfermedades asociadas es de 28 por ciento, aunque existen estados que superan en mucho esta cifra como Colima que presenta un 66.7 por ciento de las muertes por esta causa, Aguascalientes con 57.1 por ciento, Nayarit y Tlaxcala con 50 por ciento.

En cuanto a muertes por enfermedades hipertensivas o alta presión, la media nacional se ubica en 23.7 por ciento de decesos.

LAS MÁS AFECTADAS

En su reporte, Save the Children advierte que la mayor parte de casos de muerte materna en México se ubica en el grupo con estudios de secundaria o que la cursaban al momento de estar embarazadas, cuya cifra solo ha disminuido tres puntos porcentuales de 2011 a 2014, al registrarse 35 por ciento y 32 por ciento, respectivamente.

A estas les siguen las adolescentes con estudios de bachillerato o preparatoria incompleta, cuyos casos han disminuido un cinco por ciento en puntos porcentuales, ya que en el 2010 los decesos por complicaciones en embarazos de estas edades eran de casi 20 por ciento y para 2014, la cifra fue de 15 por ciento.


EMBARAZOS NO DESEADOS

Para el doctor Adolfo Gutiérrez Martínez, jefe de Ginecología del Hospital General, la etapa de la adolescencia es la más difícil, porque los jovencitos carecen de toda experiencia, sobre todo lo que tiene que ver con la sexualidad.

Quieren empezar a hacer uso de su sexualidad, donde se encuentra más manifiesta en esta etapa del adolescente. Y al empezar a desarrollar su sexualidad se enfrentan a enfermedades de transmisión sexual, y los embarazos no deseados.

Las mujeres adolescentes que no tienen este problema de trasmisión sexual, el embarazo no deseado viene a truncar todas sus aspiraciones, todo su futuro de esta mujer o esta adolescente: Gutiérrez Martínez

En las adolescentes, manifestó, los embarazos son un riesgo, ya que muchas de ellas ocultan su situación de gravidez por temor a los padres, por estigma social, porque están solas, porque no tienen una pareja o porque fueron abusadas.

“Y desde allí empiezan a tener problemas con su embarazo, llevan un mal control prenatal y por ende su situación de embarazo será de riesgo tanto para la paciente como para su bebé”.


Recordó que en 1990, se llevó a cabo un plan piloto de atención a la población de adolescentes, poniendo un consultorio multidisciplinario con la participación de médicos, trabajadores sociales y psicólogos, tanto en el Centro de Salud Urbano (centro de la ciudad) como en el Hospital General, brindando atención preventiva y atención asistencial.

Se trató, agregó Gutiérrez Martínez, de prevenir las enfermedades de transmisión sexual y los embarazos no deseados y las que están embarazadas se trata de darle un buen control prenatal.

Los médicos ya tienen mucha experiencia y les dan un trato con calidad y calidez a los adolescentes. Y las estadísticas nos hablan de esto, que van a la baja: Gutiérrez Martínez

FALTA MUCHO POR HACER

A estos jóvenes, mes tras mes se les brindan diferentes atenciones médicas, como consulta externa, métodos anticonceptivos, sesiones educativas, control prenatal, consultas de atención obstétricas, orientación y consejería, problemas de la piel, problemas nutricionales, problemas infecciosos y parasitarias, entre otras.

Conocedor de la materia, el doctor Gutiérrez Martínez considera que hace falta mucho por hacer en el campo educativo, sobre todo donde se va a impactar más.

“Las acciones educativas impactan más en los resultados finales, como el evitar y postergar lo más que se pueda la primera relación sexual y el primer embarazo a través del uso de la metodología anticonceptiva, sobre todo los métodos temporales, como el preservativo, las píldoras o el dispositivo”, indicó.



SIGUE SIENDO TEMA TABÚ

El jefe de Ginecología del Hospital General informó que en los últimos cuatro meses, han brindado tres mil 724 atenciones médicas y de este número han atendido a 416 menores de edad adolescentes.

Además, se han tenido 38 nacimientos de bebes de madres adolescentes por la vía normal, y han otorgado 69 pastillas de emergencia.

Gutiérrez Martínez consideró estas cifras como bajas, ya que han tenido años donde la tendencia es alta.

La tendencia debe de ser que mientras se vaya educando a la paciente adolescente a través de programas educativos escolares esto va a ir postergándose un poquito más el primer embarazo: Gutiérrez Martínez

Destacó que la educación no está fallando, sino los mismos padres de familia que no identifican que existen estos programas preventivos y que pueden hacer uso de ellos y que son gratuitos, sin que les genere algún costo para ellos.

Dijo que sigue siendo un tabú cualquier información y es una limitación el que no sepan que hay programas preventivos para los adolescentes.




PARTO PREMATURO

El doctor fue entrevistado luego de haber operado a una jovencita adicta.

“Es un embarazo de una paciente toxicómana, que empezó a complicarse con preeclampsia, que es una enfermedad de rechazo donde el cuerpo de la mujer rechaza el embarazo, tenía 32 semanas todavía estaba prematuro, la estabilizamos y la operamos porque no hay tratamiento para la preeclampsia. Es suspenderle el embarazo. Se quitó el embarazo y se terminó el problema, el producto está vivo, la muchacha está viva, nomás que tiene su síndrome de abstinencia. Ambos están en cuidados intensivos”.

PROGRAMA CORAZÓN DE MAMÁ

Alumnos de quinto y sexto grado de primaria están recibiendo el programa Bebés Virtuales, que en años anteriores se dirigía a estudiantes de secundaria y preparatoria. Ello, porque se ha detectado que niñas de ese nivel de estudios han quedado embarazadas.

“Cuando llegué a la presidencia del DIF pregunté ¿por qué vamos a llevar el programa a primarias? Y es que ya hay registros de que niñas de esa edad se están embarazando”, declaró Teresa Gallo de Gil, presidenta del Sistema DIF Mazatlán.

Dijo que próximamente anunciarán el programa Corazón de Mamá, que consiste en dar un apoyo integral a las chicas que van a ser mamás, preparándolas y acompañándolas en todos los aspectos de su embarazo, en coordinación de los sectores Salud y Educativo.

El DIF tiene un registro de más de 100 adolescentes embarazadas. Pero la idea con Corazón de Mamá es hacer un censo para saber realmente cuántos embarazos precoces hay.


El programa incluirá atención médicos ginecólogos, nutriólogos, pediatras, para acompañarlas para que sea lo mejor posible, aunque se sabe que no es lo mejor un embarazo a tan corta edad.

Yo soy pro bebé, que las familias tengan hijos, pero en su momento oportuno, si ya están embarazadas, hay que prepararlas para lo que vienen, ojalá puedan seguir sus estudios, que las mamás, la misma familia se quede con el bebé, es lo ideal; si no se puede, se buscan padres sustitutos, la adopción: Gallo de Gil


FALTA MAYOR ATENCIÓN

La organización internacional Save the Children concluye que la falta de oportunidades de desarrollo económico está muy relacionada a este fenómeno que propicia que las menores de edad presenten embarazos, así como la falta de oportunidades de educación, de acceso a servicios de salud sexual y reproductiva y la desigualdad económica y social.

Y sentencia: “En tanto no se considere a la población adolescente como sujetos de derechos, habrá pocas probabilidades de prevenir gestaciones tempranas.

(Con información de: Francisco Ramírez, Alma Soto y Juan Carlos Ramírez)