Miércoles 17 de Octubre Mazatlán
30°
tipo de cambio
Fuente: DOF
18.77
ESTÁS AQUÍ
RedMX

CIENCIA

El Parkinson, una enfermedad silenciosa para la juventud mexicana

Cultura Colectiva
Por , Punto MX
El Parkinson, una enfermedad silenciosa para la juventud mexicana
Cuando hace nueve años los médicos le revelaron a Flor que padecía Parkinson, ella contaba apenas con 50 años. En sus investigaciones personales, ella encontró que la enfermedad se diagnostica generalmente a personas mayores de 65, así que su caso era parte del porcentaje excepcional de declarados parkinsonianos menores a esa edad.

La pérdida de neuronas productoras de dopamina, con el paso de los años, se ha ido presentando en personas más jóvenes, tanto así, que, en los próximos 20 años, en México se tendrá una incidencia más alta en personas que en este momento cuentan con apenas 25 años.

El panorama en nuestro país para el desarrollo de esta enfermedad no es alentador, pues tampoco hay una concientización sobre ella en nuestra vida diaria. Conocer un poco más respecto a los síntomas y los intentos por prevenirla convendría cuando, para 2030, se prevé que, por cada 100 mil habitantes, haya más de 150 casos de Parkinson en México.

El Parkinson juvenil cada vez se hace más presente en la sociedad mexicana y es, quizá, silencioso. Patricia Vergara, investigadora de la Facultad de Medicina de la UNAM, declaró para la Gaceta universitaria, que la presencia temprana del Parkinson puede deberse a la exposición a plaguicidas, al consumo de drogas y también a algunas actividades de alto riesgo como el boxeo.

“La enfermedad inicia con síntomas difusos como la pérdida del olfato y temblor o rigidez unilateral que con el paso del tiempo avanza y se torna bilateral. Sin embargo, estos síntomas pueden pasar inadvertidos o se les resta importancia”, aseguró Vergara. El problema es que cuando se percibe que algo mal está pasando con el cuerpo, pueden pasar hasta cinco años.

Generalmente, los pacientes acuden al médico cuando ya el 80 por ciento de las neuronas dopaminérgicas murieron, lo que provoca alteración evidente de los movimientos o rigidez. Los síntomas son: lentitud, temblor, rigidez, inestabilidad en la postura, pérdida del equilibrio, dificultad para caminar, alteraciones en la expresión facial, estreñimiento, depresión y trastorno del sueño.

Aunque no sea una enfermedad que se puede prevenir, especialistas del Instituto Nacional de Neurología y Neurocirugía, “Manuel Velasco Suárez”, aseguraron que con hábitos que se pueden adoptar fácilmente, el riesgo de padecer Parkinson es menor al normal.

Para reducir la posibilidad de padecer Parkinson, se recomienda basar nuestra alimentación en vegetales altos en nutrientes, además de frutas, legumbres, frutos secos y cereales integrales. Evitar la exposición a plaguicidas y reducir al mínimo los alimentos de origen animal, favorecen también el riesgo de aparición de la enfermedad.
Loading...