Martes 26 de Septiembre Mazatlán
25°
tipo de cambio
Fuente: DOF
17.88
ESTÁS AQUÍ
Sinaloa

SINALOA

Disputan el control del Cártel de Sinaloa

Redacción
Por , Punto MX
Tras un seguimiento en la Ciudad de México, lugar que fue tomado como guarida durante los últimos meses por Dámaso López Núñez “El Licenciado”, efectivos de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada, la Agencia de Investigación Criminal y la Secretaría de la Defensa Nacional, lograron la captura de quien se autonombró sucesor de su compadre, Joaquín “El Chapo” Guzmán.

Fue capturado en un apartamento de la delegación Miguel Hidalgo.

“El Licenciado” fue detenido en una operación implementada en el edificio denominado residencial Hares, ubicado en el número 225, de la avenida Ejército Nacional, en la colonia Anzures, al momento en que los federales cumplimentaban dos órdenes de cateo.

Estaba acompañado de su esposa, Rocío “N”.

Además de esta pieza clave del Cártel de Sinaloa, los oficiales ubicaron, en un cateo realizado en la delegación Azcapotzalco, a Víctor Geovanny González Sepúlveda “El Chómpiras”, señalado como operador logístico y financiero de Dámaso López en la Ciudad de México.

Tras ser pieza clave de la fuga de “El Chapo” Guzmán del penal de Puente Grande, Jalisco, en enero del 2001, se convirtió en uno de los verdugos del Cártel de Sinaloa tras la captura y extradición a los Estados Unidos de quien llamaba su compadre.

Comenzó a pugnar por el control de la organización criminal con los hijos y un hermano de “El Chapo” (Iván Archivaldo y Alfredo Guzmán Salazar, y su tío, Aureliano Guzmán Salazar “El Guano” respectivamente), además de generar una ola de violencia y muerte en Navolato, Cosalá, Elota, Culiacán y Baja California.

Según los organismos de inteligencia del Gobierno Federal, el Cártel de Sinaloa, considerado como el más poderoso del mundo, se encuentra fragmentado tras la caída de “El Chapo”.

Por un lado está Ismael “El Mayo” Zambada, apoyado por Dámaso López Serrano “El Mini Lic”, hijo de Dámaso López Núñez, mientras que por el otro están los hijos y la familia de “El Chapo” Guzmán.

Además, en la zona norte y sur de Sinaloa, el bastión es atacado por células que sobreviven del Cártel de los Beltrán Leyva, quienes luchan con el Cártel de Sinaloa para lograr quedarse con el control de la venta de drogas al menudeo.