Jueves 15 de Noviembre Mazatlán
28°
tipo de cambio
Fuente: DOF
20.4
ESTÁS AQUÍ
Show

CDMX

Daniela Romo cautiva en musical "Hello, Dolly!"

Redacción
Por , Punto MX
Daniela Romo cautiva en musical
MÉXICO.- Tras 10 años de ausencia en los escenarios teatrales, la actriz Daniela Romo brilla en su regreso al interpretar a Dolly Levi en el musical "Hello, Dolly!" que ya levantó su telón en el Teatro de los Insurgentes de esta ciudad.

En 1992 fue el año más reciente en que la obra se presentó en México con Silvia Pinal como protagonista, y a la que se recuerda a través del programa de mano que se reparte a los asistentes al ingresar a la sala, previo a la función.

También se rinde un homenaje a Libertad Lamarque, cuando encarnó al mismo personaje en 1967 y 1968 tanto en Argentina como en México; a Barbra Streisand (1969); Concha Velasco (2001); Bette Midler (2017), Mary Martin (1965) y la primera en hacer este papel: Carol Channing (1964), entre otras actrices.


Las tablas que Daniela Romo ha adquirido a lo largo de 40 años de trayectoria artística en escenarios musicales, televisivos, teatrales y cinematográficos, son las que hoy se plasman en "Hello, Dolly!", pues su trabajo deja satisfecho al público que la ovaciona de pie al finalizar la representación.

Mención aparte merece Jesús Ochoa, quien interpreta de manera sorprendente a Horacio Vandergelder, el cuasi millonario de Yonkers, Nueva York, y con quien Dolly aspira a contraer nupcias luego de sobresalir como casamentera. Para lograrlo, hace que dos de los empleados de Horacio y su sobrina viajen a la referida ciudad.

Su propósito es lograr que uno de ellos, Cornelius (Mauricio Salas), se enamore de la mujer con la que Vandergelder planea casarse para que así, sin pareja, él termine sucumbiendo ante los encantos de Dolly.


El musical dirigido por Jason A. Sparks, está ambientado en el Nueva York de finales del siglo XIX, precisamente de 1890, gracias al diseño escenográfico de Adrián Martínez Frausto y Emilio Zurita.

Este tiempo, conocido como The Gilded Age, se caracterizaba por ser un periodo de prosperidad y reconstrucción tras la Guerra Civil en Estados Unidos, del apogeo de los emporios ferrocarrileros y de una obsesión por lo afrancesado.

Para que "Hello, Dolly!" regresara a México, Sparks partió de los espacios, colores, y atmósferas de varias postales que se produjeron durante esa época y rinde homenaje al legado de la producción original de Broadway.


Con un peso de 14 toneladas, los 11 cambios de escenografía se realizaron en un tiempo récord de apenas seis meses y trabajaron en su construcción más de 70 personas de ocho talleres especializados.

Las dimensiones del escenario, y sobre todo el poco espacio con el que se cuenta en los desahogos fue el reto principal de este trabajo, al que se debe agregar la velocidad de las transiciones entre cada escena.

El material que más se utilizó fue la madera. El arco de proscenio y rompimientos se caracterizan por tener detalles arquitectónicos tallados a mano por ebanistas de la Ciudad de México.


También hay piezas cubiertas con hoja de oro, placas de ladrillo falso hechas con una preparación especial de unicel recubierto con tela de manta y pintura, y una gran cantidad de materiales adicionales para lograr la mejor calidad en los acabados de realización escénica.

El vestuario fue diseñado por Estela Fagoaga y está inspirado en la moda de los últimos 10 años del siglo XIX.

Respeta totalmente la silueta de la mujer en donde la cintura va muy ajustada y la cadera se vuelve prominente hacia la parte posterior con la ayuda de los polisones que eran pequeñas almohadillas que abultaban los vestidos.


Las paletas de color son tres y no están apegadas a la época en su totalidad, pues los tonos que se manejan para la obra son más brillantes que los acostumbrados por la sociedad de 1890. Sin embargo, logran que la escenografía tenga más luminosidad y un tono festivo.

Son 200 cambios de vestuario y fueron confeccionados por un grupo de 20 talleres de costura, sastrería, zapatería y sombrerería. Más de 80 personas participaron en su elaboración y todos los atuendos están hechos a la medida de los 38 ejecutantes escénicos.

Cerca de 150 personas son las que participan directamente en cada presentación del montaje, entre actores, músicos, producción, vestuario, maquillaje, pelucas, y personal de apoyo en otras áreas.


"Hello, Dolly!" es una obra muy complicada en términos sonoros, pues va ligada a una coreografía intensa, lo que dificulta el microfoneo de la orquesta y elenco, especialmente de los bailarines. La programación en las consolas, dada la cantidad de micrófonos que se usan, debe trabajar simultáneamente en cascada.

La música y letras son de Jerry Herman, mientras que el libreto es de Michael Stewart. La historia está basada en la obra "The merchant of Yonkers", de Thornton Wilder.

Un total de 14 músicos, más sus siete suplentes, son quienes ponen sonido a la trama con la supervisión musical de Isaac Saúl y el director musical Víctor Manuel Aguilar.


El musical se estrenó en Broadway bajo la dirección de David Merrick en enero de 1964. La producción original ganó 10 premios Tony, incluyendo el de Mejor Musical y sigue siendo una de las puestas musicales de Broadway más representadas. El año pasado, "Hello, Dolly!" volvió a la Meca del Teatro, con la actuación de Bette Midler.

Fue de tal impacto que la producción ganó el Tony a la Reposición de 2017 y su protagonista se levantó como la Mejor Actriz de Musical.

El resto del elenco de la puesta actual en México lo conforman Jesús Zavala, Luja Duhart, Marisol del Olmo, Gloria Aura, Joss Martell, Pahola Escalera, María Filippini y Arturo Echeverría, en los roles centrales. Es una producción de Tina Galindo, Claudio Carrera, Morris Gilbert y Ocesa. Ofrecerá seis funciones a la semana de jueves a domingo.