Sábado 18 de Agosto Mazatlán
30°
tipo de cambio
Fuente: DOF
19.01
ESTÁS AQUÍ
Local

MAZATLÁN

A un año, el crimen del doctor Camacho camina a la impunidad

Francisco Ramírez
Por , Punto MX
A un año, el crimen del doctor Camacho camina a la impunidad
MAZATLÁN.- No se explica cómo pudo haber pasado el crimen del doctor Miguel Ángel Camacho Zamudio.

Pararse en la esquina de la calle Tres y avenida Mazatlán, en el Fovissste Playa Azul, puede darse uno cuenta de muchas cosas, que le hacen a uno decir que era imposible: a 20 metros la entrada a Urgencias de la Clínica Hospital del ISSSTE.

A Unos metros una farmacia, a otros metros otra farmacia, a unos 150 metros la estación de Bomberos Veteranos, a 50 metros más adelante hay ahora una videocámara apuntando para todas direcciones, y a otros 150 metros a mano izquierda, la escuela primaria "Juan Escutia".

Al frente, estaba un triciclo de venta de tacos, a unos metros una carreta de tacos y metros más adelante el sitio de taxis. Por la avenida Mazatlán, a unos metros de la calle Tres, está la parada de camiones y cruzando la calle, está la otra parada de camiones. Siempre hay carros pasando y con circulación continua.

Cruzar la avenida rumbo a Urgencias, no está ni a 8 metros al camellón central y unos 15 a 20 metros hasta el letrero de Urgencias. A cada rato pasa gente, vehículos y camiones urbanos.

En el camellón central, donde dicen que cayó malherido el doctor Camacho Zamudio, se encuentra un cenotafio pintado de blanco que mira hacia una pequeña banca blanca y atrás de ella, un pequeño parquecito arreglado con césped y varios arbustos de flores, en puro centro del parquecito, un espacio de piedras blancas.

El cenotafio está pintado de blanco, en la parte superior, está encerrada una imagen del doctor Camacho Zamudio, lo flanquea una imagen de la Virgen María, dos veladoras, una de ellas con una pelota de beisbol y al otro lado un arreglo de plástico que asemeja una flor.

En la parte inferior del cenotafio está un pequeño espacio tal vez para veladoras o algún arreglo. Este cenotafio no ve para la Clínica Hospital, sino para el centro del camellón, donde cayó el cuerpo malherido. Uno se puede sentar en esa banquita para mirar la imagen que queda de frente, abajo su nombre y su fecha de nacimiento. Parece ver al lugar donde fue herido.



HOY, HACE UN AÑO

El pasado 24 de mayo del años pasado, el doctor Miguel Ángel Camacho Zamudio, de 44 años de edad, se bajó de su auto y al cruzar y llegar al camellón central, lo alcanzó una persona, quien, tras decir su nombre, le disparó, para luego emprender la huida tranquilamente.

Dicen que el doctor sólo exclamó “¡Ay!” y cayó herido sangrando de su pecho.

Eran tal vez las 8:50 de la mañana. Al verlo caer, rápidamente algunas personas y compañeros fueron por él y agarrándolo de pies y manos lo trasladaron rápidamente a Urgencias del ISSSTE; de lo anterior da cuenta un video de un aficionado que grabó el hecho. Fue metido rápidamente al quirófano donde reportaban su estado de salud como grave y luego de varias intervenciones para controlarle el sangrado de la herida, fue declarado muerto a eso de las 11:45 horas de la misma mañana.

Autoridades del ISSSTE informaron que el doctor Camacho recibió un balazo por la espalda, y le salió por el pecho, interesando el área del corazón, por lo que no pudieron parar nunca el sangrado.

El doctor Camacho Zamudio nació el 28 de enero de 1973, en Concordia, por lo que al momento de morir, contaba con 44 años de edad.

Ese mismo día, por la noche, llevaron su cuerpo a velar a su hogar, a la ciudad de Escuinapa, ubicado por la calle Occidental. Al hacer su arribo, la gente lo recibió con imparables aplausos. En su hogar, pasaría la última noche para en la mañana siguiente, partir a la comunidad de Malpica, Concordia, su tierra natal, donde tendría lugar una misa y el descanso en su última morada.

Al día siguiente, sus restos fueron trasladados a Malpica, donde cientos de personas procedentes de Concordia, Escuinapa y Mazatlán rindieron un homenaje a este médico ejemplar. Fue tanta la gente que asistió a su funeral, que tuvieron que oficiar la misa en el cobertizo para después de allí, a bordo de una carreta, llevaran su féretro al panteón de esa comunidad concordense.



UN CRIMEN QUE SE ESTÁ QUEDANDO EN LA IMPUNIDAD

El vicefiscal del Estado de la zona sur, Cruz Alejandro Flores Salazar, explicó que a los días siguientes de los hechos, la Fiscalía General del Estado, por conducto de la Agencia del Ministerio Público de Homicidios Dolosos, se declaró incompetente para seguir conociendo esa carpeta de investigación, toda vez que por ser Camacho Zamudio un funcionario federal, empleado del ISSSTE, la competencia le recaía a esa instancia federal para efectuar las investigaciones.

“Eso fue al tercer día de que ocurrieran los hechos, a partir de ahí, por la misma autonomía que tiene cada órgano autónomo, nosotros no tenemos conocimiento de cuáles fueron los actos de investigación que ha venido realizando la Procuraduría General de la República”, dijo el vicefiscal.

Por lo tanto, continuó, no podría proporcionar más información sin conocer la carpeta de investigación, al acordarse de que la competencia del caso recaía en la PGR.

A los días del crimen del doctor Camacho Zamudio, la PGR atrajo la investigación.

Explicó que inició una carpeta de investigación correspondiente por el homicidio del director de la Clínica Hospital del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado en Mazatlán.


Informó que el Ministerio Público de la Federación continuará la integración de la carpeta de investigación y solicitaría los dictámenes periciales realizados por la Fiscalía General de Sinaloa.

A un año, todavía no hay noticias al respecto, y el área de Comunicación Social de la misma PGR desconoce si hay algún avance de la misma, ya que sólo conocen que se abrió una carpeta de investigación.
Hasta allí.

Será difícil llegar a la culminación del caso cuando al parecer no existe la voluntad de hacerlo por parte de la autoridad federal, pese al compromiso de las mismas autoridades del ISSSTE de que se esclarezca este asesinato.

Mientras tanto, al doctor Camacho Zamudio se le recordará siempre como una persona carismática y quien siempre se preocupaba por el prójimo, además de un amante del beisbol, por eso en su cenotafio se encuentra una pelota de beisbol profesional, a un lado de su imagen.


Loading...