Viernes 24 de Noviembre Mazatlán
22°
tipo de cambio
Fuente: DOF
18.6

PUNTO DE VISTA

¿‘Zona zapatista’ en la sierra concordense?

Francisco Ramírez

Lo que está pasando actualmente en la sierra de Concordia me recuerda al movimiento armado que surgió en la selva chiapaneca en 1994, a lo que llamaron movimiento zapatista, en donde mantienen actualmente un bastión de terreno donde se les debe de preguntar para poder moverse en él.

 

En la sierra de Concordia, pasa lo mismo. Hasta el mismo gobierno tiene que pedir permiso para poder “subir” a las comunidades serranas. Y cuando sube “la autoridad”, lo tienen que hacer fuertemente armados y acompañados del Ejército.
 

El pasado lunes 22, el jefe de la Juridicción Sanitaria No. 3, que comprende el municipio de Concordia, Víctor Hugo Sánchez Malof, explicó las dificultades que tendrán a la hora de ir a vacunar a la zona serrana concordense.
 

“Hay varias rancherías que va a ser muy difícil acudir por lo que ustedes ya saben, pero estamos pidiéndoles a esas familias que aprovechen a bajarlos (a sus hijos) a los sitios donde va a estar la vacunación”.
 

Dijo que las caravanas de la salud, siguen subiendo a la sierra, a pesar de la situación, son cinco camionetas con todo el personal.
 

Explicó que para subir, “se hace un aviso antes, acuérdense que hay que avisar: ‘vamos a estar en tal y tal zona’. Regularmente se tiene una lista de los niños que bajaron y si se vacunaron o no”.
 

Dijo que solicitaron el helicóptero para llegar a las comunidades serranas, “pero ellos tienen avisos de qué zonas sí pueden llegar y en qué zonas corren riesgos, que aunque esa población les dé permisos de bajar con todo el personal, en el trayecto no sabemos. También la seguridad es importante, no podemos arriesgar.
 

Además, dio a conocer que se bajaron los médicos de centros de salud rural de Pánuco, Palmito entre otros, a la cabecera municipal concordense por seguridad de ellos.
 

Así que como la ven, para poder circular por alguna parte de un municipio se tiene que pedir permiso. Y me pregunto, ¿Y la autoridad, no los comisarios, sino el gobierno municipal, el estatal? No son nada en esos territorios. No por algo cuando tienen que subir para ir a recoger a un asesinado, lo tienen que hacer escoltados por camionetas del Ejército.
 

Eso es sólo en Concordia, pero también en la sierra de San Ignacio pasa lo mismo, pero allí es más grande el problema, porque no sólo hay violencia imperante, sino que la gente está saliendo de sus comunidades porque hay miedo, como en Ajoya.
 

Y no hay acciones para evitar esto.

 

 

ESTAMOS FALLANDO
 

Tan solo en este mes de mayo, en la ciudad, han caído el abogado Miguel Ángel Sánchez Morán; una mujer antes de llegar a la avenida Rafael Buelna y Marina, casi frente a una gasolinera, y ahora el reconocido médico y director de la clínica del ISSSTE, Miguel Ángel Camacho Zamudio.
Uno a uno, y no me explico que no se pueda detener a nadie. Pegan y se van. A plena luz del día y ninguna autoridad se da cuenta, y las cámaras de videovigilancia parece ser que no funcionan o no hay en ningún sitio.
 

Verdaderamente que duele tanta impunidad. Ofende.
 

¿De qué sirve que esté blindada la ciudad, con más efectivos militares, Armada y 20 patrullas más? ¿De qué sirve que se anden paseando en las nuevas patrullas por toda la ciudad si cuando se les requiere y ocupan no están?
 

Retomo parte del discurso del licenciado José Antonio Serna Valdez, presidente del Colegio de Abogados “Marco Antonio Arroyo Camberos”, al término de la Marcha por la paz:
 

“…tanto el presidente municipal como Gobernador no pueden decir que no es tema de ellos la justicia ni la seguridad, es incorrecto, constitucionalmente ellos tienen esa función y la autoridad y no es necesario ni justificante que se la endosen a alguien. No va a haber Fiscal que pueda con toda la ola de delitos que se generen por consecuencia de una mala política en la prevención y en la reacción de los cuerpos policiacos, la ciudadanía se siente insegura, y desde aquí les decimos: asuman sus funciones, asuman su ejercicio, y véanlo con vocación, queremos perfiles con valía”.
 

Y tiene toda la razón, no va a haber Fiscal General que pueda con tanto hecho violento, a no ser que le guste la simulación.
 

Aquí es necesario que todos los sectores sociales actúen juntos y se esté vigilando la actuación de la autoridad, que se le exijan resultados, que ese número de hechos delictivos no queden en la estadística y con ello se acreciente la impunidad.
 

Es hora de hechos, y de respuestas. A mí sí me duele ver a Mazatlán así, a Sinaloa así, como dice también el licenciado Serna Valdez.

 

 

NO ME DEFIENDAS COMPADRE…
 

El  secretario del Ayuntamiento, Joel Boucieguez, se mostró extraviado y falto de conocimiento en torno al valor de las 20 patrullas que fueron entregadas por el Gobierno Estatal al Municipio el pasado lunes 22.
 

“¿…Aproximadamente 100 mil pesos, 200 mil pesos?”, nos cuestionó él.
 

--Se me hace poco, se le respondió.
 

“Por 20, 4 millones, aproximadamente”.
 

--¿4 millones de pesos?, se le preguntó
 

“Más o menos… yo desconozco el precio, pero han sido licitadas y fue el que menor precio consideró otorgar, de acuerdo a la normatividad”.
 

--¿Y por qué vinieron a ser Chevrolet?, se le cuestionó.
 

“Desconozco yo, es un apoyo del gobierno, y bienvenido el apoyo del Gobierno Estatal. No sé cuánto costaron, pero es prioridad la seguridad pública”.
 

La concesionaria Chevrolet fue una de los principales proveedores durante la administración estatal de Mario López Valdez. 
Cómo no quieren que uno no piense mal.