Miércoles 26 de Septiembre Mazatlán
30°
tipo de cambio
Fuente: DOF
0

Sin rumbo claro

Quirino Ordaz Coppel empieza a desvariar. Recurre a la comparación del primer año de gobierno de Mario López Valdezpara tratar de justificar los más de 600 homicidios dolosos ocurridos en los primeros cinco meses de su gestión como gobernador del estado.

 

Al considerar que sociedad y gobierno deben trabajar de la mano para disminuir la inseguridad que padecen los sinaloenses, Quirino empieza a repetir la premisa de Malova, quien proclamó por seis años que “Sinaloa es tarea de todos”.

 

¿Cómo cree el señor gobernador que la gente común puede enfrentar a narcotraficantes, sicarios, punteros, secuestradores y asaltantes?Esa no es función de los ciudadanos. Brindar seguridad pública a las personas y sus bienes es función de las instituciones del EstadoLa realidad demuestra que mientras la delincuencia está organizada, el gobierno está desorganizado.

 

Al día de hoy el mandatario estatal no ha sido capaz de activar la obra pública para generar más empleos; implementar una reingeniería administrativa que permita un gobierno austero, y más importante aún, lograr “índices aceptables” de seguridad públicapara que la gente viva tranquila. Quizás Quirino pensó que ser gobernador consistía solo en dar banderazos de inicio de obras y cortar listones en las inauguraciones.

 

Hace un año, el PRI perdió la oportunidad de postular a un militante con credenciales y méritos suficientes para desempeñar un cargo tan complicado como lo es el de gobernador. En el camino quedaron políticos de carrera como Aarón Irízar, Heriberto Galindo y Diva Gastélum. El partido tricolor aceptó apoyar a un empresario hotelero y burócrata especializado en tesorería pública. Hoy los sinaloenses están pagando un alto costo por el capricho del Presidente de la República de imponer como candidato a un hombre sin perfil idóneo, ni experiencia suficiente, como lo es Quirino Ordaz.

 

En lo que va de la administración quirinista, se han registrado más de 10 marchas de protesta ciudadana que reclaman justica por los homicidios de cuatro maestros, un periodista, un regidor, un abogado, un médico y un joven fotógrafo. Al Gobernador no le incomoda el saldo hasta se dio el lujo de viajar al Estado de México para apoyar la campaña de Alfredo del Mazo.

 

El clamor de paz y seguridad de los sinaloenses llegó al Congreso del Estado donde diputados y diputadas proponen lo siguiente:

Irma Tirado del PRI -a tono con el Gobernador- propone construir un pacto social anticrimen.

 

Carlos Castaños del PAN -confundiendo atribuciones- propone que eGobernador convoque a un gabinete ampliado para analizar el problema y tomar medidas.

 

Gerardo Valencia del PAS –queriendo librar al Gobernador- propone reemplazar a los titulares de seguridad que no están dando resultados.

 

Merary Villegas de Morena –de manera clara y directa- propone que si el Gobernador no puede con la inseguridad, que le dé la oportunidad a otro que sí pueda. 

 

EGobernador no puede excusarse de cumplir su competenciaconstitucional en materia de seguridad pública y tampoco debe presionar a la sociedad celebrar un pacto con él para después repartir culpas.