Lunes 23 de Abril Mazatlán
33°
tipo de cambio
Fuente: DOF
18.62
Francisco Ramírez

PUNTO DE VISTA

Senadores, rajones

Francisco Ramírez

Este martes 20 de marzo, el pleno del Senado votó en contra de aprobar cambiar el horario de verano para Sinaloa.

A pesar de que ya había un dictamen aprobado en comisiones acerca de la modificación del horario de verano para Sinaloa y que quedara igual o similar al de Sonora y se empatara con Arizona y esa parte norteamericana, no fue posible. Ya estaba listo, ya se había aprobado que se cambiara y que iba a entrar en vigor para el 2019, porque en este año estaba muy próximo.

Sin embargo, desde el Gobierno del Estado empezó un cabildeo para hacer que los senadores priístas no aprobaran dicha modificación y en el mismo estado, los empresarios se empezaron a alinear a la derecha con el Gobierno del Estado.

Ese argumento simple de que Sinaloa iba a estar a dos horas de diferencia del centro del país era y es un absurdo.

A pesar de que el mismo Gobernador dejaba en los legisladores la decisión última, parece que no fue así, porque sus afines, tenían que ser del decadente partido en el poder, los que rechazaron la iniciativa ciudadana.

El senador Manuel Cárdenas Fonseca llamó rajones a estos senadores priístas que estuvieron de acuerdo en aprobar el cambio de horario y a última hora votaron en contra.

Al final, la votación quedó 43 votos en contra, 40 a favor y una abstención. Entre los priístas de Sinaloa que votaron en contra está Diva Hadamira Gastélum y el cacique magisterial que es todo menos legislador y docente, Daniel Amador;  así como el senador Enrique Burgos, que ya había votado por el cambio de horario y final siempre no, al igual que Enrique Gándara, de Sonora. Bastaban sólo 4 votos y al final no se pudo.

¿De qué sirvieron los más de 260 mil firmas de ciudadanas que estaban en contra del cambiar el horario, si esos mismos legisladores priístas se dejan mangonear o  se alinean a donde les truenan los dedos?

Ojalá que la gente tenga memoria y a la hora de emitir su sufragio, castigue a esos legisladores que nunca ven ni piensan en la mayoría, sino por los interés de sus bolsillos, de posiciones partidistas, seguir pegados a la ubre o puestos para sus queridas y compadres.

Ojalá que la gente tenga memoria.

 

ARMAS AL POR MAYOR

 

En días pasados, en un “chiripón”, autoridades estatales aseguraron en El Salado, cerca de Culiacán, un vehículo con reporte de robo que en su interior se encontraban 4 fusibles AK 47, con un cargador de disco cada uno así como un rifle calibre .22, un chaleco táctico y tres pecheras con 10 cargadores abastecidos para AK-47 y cientos de cartuchos.

Esto no pasara a mayores si no es porque lo destacaron como un gran logro las autoridades de la Secretaria de Seguridad Pública Estatal. Pero con qué facilidad circulan por todo el estado armamento de uso exclusivo del Ejército y de las fuerzas armadas. Por donde quiera se ve gente armada en camionetas y para no aparentar mucho, ahora en carros chicos.

Es escandalosa la circulación de armamento en el Estado y las autoridades no buscan ponerle un control a este problema.

Tan solo en la velada del año nuevo, cientos de personas armadas con rifles y armas dispararon por varios minutos y la autoridad no se hizo presente. Se escondió para que no le cayeran alguna bala perdida, pero eso sí, al día siguiente aseguraron que no lograron detener a nadie, pese a que en las redes sociales eran visibles varios ejemplos, es más, hasta una artista de Televisa estuvo trasmitiendo en vivo mientras se escuchaban las ráfagas de fusil.

Pero al parecer ya las autoridades se están acostumbrando a hacer caso omiso a este problema o de querer tapar el sol con un dedo, porque no hay ninguna acción concreta para tratar de reducir este problema.

Otro problema que también debe tomarse en cuenta, es que en los programas de donación y registros de armas, cada vez más personas están llevando a registrar un arma, para tenerla en sus hogares.

Tan solo en el reporte del martes 20 de marzo, se llevaron a registrar ocho armas: dos pistolas .22; una pistola .380; una pistola 0.32, dos rifles calibre .308; un rifle calibre 30-04 y un rifle calibre 0.22.

Y en días pasados otra cantidad similar.

¿Qué está pasando? Pareciera que la gente se está armando y no creo que para lucirlas o tenerlas en un cajón. Parece que sea más para autoprotección.

Por un lado hace falta que la autoridad estatal se ponga las pilas para tratar de reducir el fuerte armamentismo que hay en el estado, y por el otro, analizar este fenómeno que está presentándose, de que la gente está buscando tener un arma en casa.

¡Aguas!

 

[email protected]