Lunes 20 de Noviembre Mazatlán
26°
tipo de cambio
Fuente: DOF
0

¡Se perfilan los Astros para campeones!

Roberto Riveros

Desde que en abril de 2013, Yu Darvish quedó a un out de lograr un juego perfecto ante los Astros de Houston, el diestro japonés había lanzado con excelencia, al equipo texano.

 

Pero ayer, la historia fue diferente.

 

En una segunda entrada de pesadilla, Houston anotó cuatro veces con cinco imparables, ante un inusualmente errático Darvish, para encaminarse a una victoria de 5-3.

 

El resultado da a los Astros ventaja de 2-1, en la Serie Mundial 115 de la historia.

 

Los Dodgers sólo batearon cuatro imparables al pitcheo del abridor Lance McCullers jr. y Brad Peacock.

 

McCullers recibió los cuatro hits y tres carreras en 5 1/3 entradas, para llevarse la victoria. En un relevo magistral, Peacock permitió que sólo un bateador se le embasara, mientras ponchaba a cuatro bateadores y caminaba a uno.

 

El cubano Yulieski Gurriel encendió el graderío del Minute Maid Park, con un batazo que voló tras la barda del izquierdo, a 379 pies del plato.

 

Fue el principio del fin.

 

Josh Reddick siguió con doble y Evan Gattis caminó. Un sencillo de Marwin González al central, aumentó la ventaja a 2-0.

 

Brian McCann impulsó la tercera con incogible al derecho, y tras línea a segunda de George Springer, Alex Bregman dibujó el 4-0 con bombo de sacrificio al central.

 

Los Dodgers acortaron con una en la tercera, cuando con las bases llenas, Corey Seager dio rola a primera para dobleplei, que sirvió para que anotara Joc Pederson.

 

En la quinta, Houston aprovechó un error del lanzador Tony Watson, para su quinta anotación.

 

Los Dodgers sellaron el marcador con dos vueltas en el sexto tramo, que inició Corey Seager con base por bolas. Justin Turner lo adelantó a tercera con doble, pero Cody Bellinger recibió su tercero de cuatro ponches en el juego.

 

Eso trajo a lanzar a Peacock, ante quien Puig dio rola a segunda para que anotara Seager. Más tarde, mientras bateaba Chase Utley, Turner cruzó el plato en wild pitch de Peacock.

 

El cuarto juego de la serie se disputa hoy en Houston. Charles Morton, ganador del juego decisivo ante Yanquis, por el título de la Liga Americana, abrirá por los Astros.

 

De los Dodgers, lanzará Alex Wood.

 

BAILAN VENADOS, JARABE TAPATÍO

 

Una explosión de cuatro carreras en la séptima entrada, decidió un juego de constantes volteretas, mientras los Venados de Mazatlán emergían con la victoria, 9-8, sobre Charros de Jalisco.

 

El decisivo ataque lo inició Carlos Muñoz  con un cuadrangular de dos carreras.

 

Roberto Valenzuela empató el juego con rola al campo corto para que anotara Asael Sánchez y sencillo de Jeremías Pineda impulsó en los spikes de Gilberto Galaviz, la carrera de la victoria.

 

Por los Charros, Manny Rodríguez y Matt Clark empalmaron jonrones en el primer episodio, este último, de dos carreras, en respuesta a un ataque de tres vueltas de los Venados, en la parte alta.

 

Ganó Adrián Ramírez, con salvamento para Evan Marshall, su quinto del año.

 

Perdió Carlos Salazar.

 

 

ACEPTA EL CICLO Y DA PILÓN

 

Desde siempre, la directiva de los Tomateros de Culiacán, no se ha distinguido precisamente, por ser paciente.

 

Así que quien sabe cuál sea el futuro del lanzador Dusten Knight, quien falló por segunda ocasión el jueves, esta vez de manera estrepitosa.

 

El derecho de Oklahoma sólo retiró a dos bateadores de los Naranjeros de Hermosillo, en una fugaz salida en la que admitió cinco imparables y cinco carreras, además de caminar a un bateador.

 

De esos cinco hits, dos fueron dobles (Domonic Brown y José Cardona), 1 triple (Fernando Pérez) y jonrón de Bryce Brentz. El sencillo lo bateó Efrén Navarro.

 

Es decir, además de que Kinght aceptó el ciclo, dio un doble de pilón, en un juego que exhibió en toda su dimensión, el poderío naranjero.

 

En su anterior salida, Knight (0-2), permitió 11 imparables y cinco carreras a los Águilas, en cuatro entradas.

 

Está claro que Knight ha sido la nota discordante en la rotación guinda, y nos preguntamos si tendrá todavía una tercera oportunidad de abrir.

 

Y es que en un rol tan corto, simplemente no hay lugar para la alquimia.

 

HOY EN LA HISTORIA DEL BEISBOL

 

1958.- La construcción empieza en el Nuevo parque de pelota para los Gigantes, en San Francisco. Las rocas en el area, asemejan candelabros.

 

1981.- Pedro Guerrero impulsa cinco carreras para llevar a los Dodgers de Los Ángeles a una victoria de 9-2 sobre los Yanquis de Nueva York, y a la conquista de la Serie Mundial, en el sexto juego.

 

1989.- Los Atléticos de Oakland completan una barrida sobre San Francisco, para ganar la Serie Mundial 9-6, ante los Gigantes.

 

¡BUENOS DÍAS!

 

Jrobertoriveros@hotmail.com

MÁS COLUMNAS DEL AUTOR