Martes 11 de Diciembre Mazatlán
26°
tipo de cambio
Fuente: DOF
20.36

No me ayudes compadre

El Congreso del Estado detuvo el proceso legislativo de la iniciativa de ley que el titular del Poder Ejecutivo presentó con los objetivos de acortar los tiempos de campañas electorales y reducir el financiamiento público a partidos políticos en los años que no se celebren elecciones en Sinaloa.

 

La semana pasada, el Gobernador del estado presentó su iniciativa el día lunes 12 y la diputada del PRI, Irma Tirado Sandoval, la incluyó, de manera unilateral, en el orden del día de la sesión ordinaria del martes 13 para darle primera lectura. Ese mismo lunes por la mañana, Ordaz Coppel dio a conocer a través de los medios de comunicación el contenido y propósito de su iniciativa para reformar, adicionar y derogar diversas disposiciones de la Ley de Instituciones y Procedimientos Electorales y adicionar artículos a la Ley del Sistema de Medios de Impugnación en Materia Electoral y de Participación Ciudadana. 

 

El grupo parlamentario del PAN reaccionó en voz de su coordinador, diputado Carlos Castaños, quien manifestó: “Nos urge y le exigimos al gobernador Quirino Ordaz que siga sin meter las manos en este Congreso, no es su ámbito de competencia, hay mucho que tiene que hacer y que está pasando en Sinaloa, empezando por la inseguridad. Entendemos que tiene el derecho de presentar iniciativas pero no por eso el PRI, de manera sumisa, debe darle un trato preferencial”. El diputado Castaños criticó que “el Gobernador quiera convertirse en el diputado 41 de la actual legislatura”. 

 

Ni tarde ni perezoso el neo panista Roberto Cruz le copió la expresión a su coordinador para arengar contra el Gobernador y emprendió una campaña mediática para su interés personal.

 

En una contradicción clara, Irma Tirado, diputada Presidente de la Junta de Coordinación Política, salió a dar la cara para explicar lo sucedido y confesó “ya no hay tiempo para que las iniciativas del Gobernador entren en vigor a partir del proceso electoral del 2018”. Con tal declaración la diputada quiso justificar su fracaso al intentar sorprender a sus pares vía “fast track”.

 

El Gobernador del estado quedó mal ante partidos políticos y grupos de interés de la sociedad. Sus buenas intenciones no fueron suficientes. Se vio políticamente débil. Le fallaron sus encargados.

 

El secretario General de Gobierno, Gonzalo Gómez Flores, no revisó la fundamentación constitucional para garantizar el trámite legislativo; no supo distinguir una iniciativa con carácter de preferente, de una iniciativa ordinaria. Por su parte la Coordinadora del Grupo Parlamentario del PRI, Irma Tirado, ignoró una vez más la Ley Orgánica del Congreso y ambos, por impericia profesional y falta de oficio político, le causaron al gobernador un desgaste innecesario.

 

Más que amigos, Quirino Ordaz Coppel necesita operadores políticos que cabildeen acuerdos institucionales que le permitan fincar bases sólidas para el éxito de su gobierno.

 

El cambio de colaboradores en su equipo se hace indispensable.