Domingo 21 de Enero Mazatlán
21°
tipo de cambio
Fuente: DOF
0

PUNTO DE VISTA

¿Les apura el Central Park?

Francisco Ramírez

Cuando todavía la construcción de la nueva vialidad Avenida Bahía o Isla de Lobos no se ha terminado de hacer, porque pende una suspensión por parte del Juez Octavo de Distrito, para que ya no se siga dragando la Laguna del Camarón y no se altere el ecosistema del lugar, y donde todavía está pendiente la autorización de la Manifestación de Impacto Ambiental (MIA) por parte de la Semarnat, el Gobernador Quirino Ordaz Coppel ya emprendió la siguiente jugada.

Entrevistado en marco de la puesta en marcha de la construcción de la carretera a Barras de Piaxtla, este miércoles 03 de enero, anunció la licitación de los primeros 200 millones de pesos para continuar con el Central Park.

“Sabemos que es una obra que va a detonar mucho la imagen urbano-turística de Mazatlán; va a ser un gran atractivo, a Mazatlán le faltan muchas áreas de esparcimiento, de recreación, parques, sobre todo un espacio natural tan bien ubicado como éste. Entonces, vamos a iniciar próximamente la licitación de estos 200 millones (de pesos)”.

Se informó que el Juez Octavo de Distrito otorgó finalmente el amparo a los habitantes del Fraccionamiento Flamingos, rechazando un recurso interpuesto por el mismo Ayuntamiento de Mazatlán, por no tener los fundamentos suficientes para que procediera.

Al conceder la suspensión provisional solicitada por los vecinos, la constructora no podrá dragar en la Laguna del Camarón, ni podrá cortar árboles ni dañar el ecosistema en general.

Aunado a este problema, en la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), se quedó pendiente la autorización de la Manifestación de Impacto Ambiental (MIA) para lo que va a ser la construcción del Acuario en el Central Park o Parque Central.

Era el único trámite que tenía la Semarnat en sus manos y se encontraba en estudio todavía a mediados del mes de diciembre, de acuerdo con el delegado de esa dependencia federal, Jorge Abel López Sánchez.

Entonces, me pregunto, ¿dónde se ejecutarán esos 200 millones de pesos que anunció el Gobernador?

Hay que hacer mención que el pasado 5 de diciembre, se le dio la primera lectura a la iniciativa del Ejecutivo en la que propone reformar y adicionar diversas disposiciones de la Ley de Contratos de Colaboración Público Privada; de la Ley Orgánica de la Administración Pública; de la Ley de la Auditoria Superior del Estado y de la Ley de Gobierno Municipal, “con la cual busca enmarcar este texto jurídico en la planeación, programación y presupuestación de los recursos públicos, ya que este instrumento debe facilitar la interacción de los sectores público y privado en aquellos proyectos que generen productividad y que sean una estrategia de crecimiento a largo plazo, pero no por ello se sustraen de la acción, cuidado y vigilancia del Estado, ya que el correcto uso de esta herramienta dará mayor certeza e incentivará al sector privado a participar en proyectos conjuntos con el gobierno.

Del mismo modo, busca establecer las responsabilidades de todos los servidores públicos de todos los órdenes y niveles de gobierno, estableciendo, en primer término, las responsabilidades de la Administración Pública del Estado en el manejo de los recursos públicos, en el ejercicio de su encargo. Y por último, dotando al órgano fiscalizador y a esta Soberanía de las facultades necesarias para que en el ámbito de sus competencia sean parte de ese proceso que busca sanear y equilibrar las finanzas del Estado”.

Esta iniciativa fue aprobada por los diputados locales en la sesión del pasado 14 de diciembre.

Con estas reformas, el Gobierno del Estado podrá ya establecer convenios de asociación público-privados (APP), dando ahora las facilidades para que el estado pueda participar en el proyecto del Parque Central o Central Park.

Y analizando las diferentes reformas que conlleva esta iniciativa, se cuidarán las formas, los manejos y actuación de los integrantes.

Cosa que no se garantizaba con la asociación pública privada que pretendía realizar el ex secretario de Salud, Ernesto Echeverría Aispuro, de abrir hospitales con participación público-privada, iniciativa que afortunadamente, no prosperó.

Hoy, este ex secretario del gobierno malovista está en proceso jurídico por la presunción de desvíos de recursos en esa dependencia estatal.

Ya tiene ley el gobernador para asociarse con los inversionistas privados para lograr su Central Park, pero antes de que proceda canalizando recursos públicos, deberá solucionar los “pequeños” problemas que vayan surgiendo en este ambicioso proyecto, como lo es, solucionar lo del amparo de los vecinos del fraccionamiento Flamingos, delimitar bien la propiedad de los terrenos que les compró a los Tellería y analizar bien y brindar una solución permanente ante futuras inundaciones en la zona, que pondría en riesgo a los mismos habitantes de ese fraccionamiento.

Pero también no se vale que, si antes no daban ni cinco pesos por ese lugar, que era utilizado como zona de rellenos, basurero y contaminación, ahora que se quiere rescatar y hacer algo por ese lugar, le salgan muchas piedras que hay que brincar.

 

CASO TIBURONARIO, NI PARA ADELANTE NI PA’TRAS

 

A unos metros de donde se quiere construir el Central Park con su súper moderno acuario, se localiza otro acuario que alberga un tiburonario que quiso ser y no alcanzó siquiera a pasar la prueba. Una, porque argumentan fallas en las estructuras que desencadenó en su inutilidad, otros, de que un cincelazo ocasionó que se quebrara el acrílico y que desde ese instante se convirtiera este costoso lugar en un “elefante blanco” que está a la espera de que la misma Fiscalía General del Estado dé su veredicto final y castigue a los que tuvieron responsabilidad.

Mientras tanto, la Síndica Procuradora Lourdes Sarabia López, informó que inhabilitó administrativamente por cinco años a los ex alcaldes Alejandro Higuera Osuna y Carlos Felton por su posible responsabilidad del caso del Tiburonario. Misma suerte corrieron otras personas y funcionarios.

Claro que ese resultado no convenció ni a los interesados ni a los terceros. Tanto Alejandro Higuera Osuna como Carlos Felton lo consideraron como una jugada política de parte del alcalde Fernando Pucheta para que no pudieran competir en las próximas elecciones y que van a defenderse.

El químico Guillermo Benítez Torres, presidente local del partido MORENA, lo consideró como una gran vacilada este dictamen, porque harán a Higuera Osuna una víctima y que lo sabrá aprovechar muy bien a su favor.

Mientras que esta telenovela del Tiburonario no acaba, el mismo Gobernador del Estado, Quirino Ordaz Coppel, volvió a demandar a la Fiscalía General de Sinaloa, que resuelva ya este caso.

“El Tiburonario, como lo he dicho, es algo que ofende, que indigna la situación en la que se encuentra y que faltan los resultados de la Fiscalía. Me parece que es bien importante que la Fiscalía termine ya su investigación, entiendo que está muy avanzado el proceso, le he preguntado al Fiscal, le he pedido el interés, la prioridad que tiene para los sinaloenses el que se deslinden responsabilidades y se aplique la ley a quien haya incurrido precisamente en no haber hecho su función adecuadamente… pero yo creo que la Fiscalía es importante que actúe”.

Mientras no se finquen responsabilidades por parte de la Fiscalía, ese dictamen que expuso la Síndica Procuradora no lo tomarán nada en serio, y como dicen, cualquier abogado se lo puede debatir y “tumbar”. Y mientras tanto, ese edificio que se pensó para dar nueva vitalidad al Acuario Mazatlán, descansa en el sueño del abandono, poco a poco. Lástima de inversión.

 

 

*Bienvenido un nuevo año, donde la salud, paz y prosperidad sean el rumbo en estos 361 días que hacen falta por delante.

¡Salud!

 

francisco.ramirez@punto.mx