Sábado 23 de Junio Mazatlán
30°
tipo de cambio
Fuente: DOF
20.37

Lástima Margarita

Con un fuerte intercambio de reclamos entre Felipe de Jesús Calderón Hinojosa y Juan José Rodríguez Pratts, el Consejo Nacional del Partido Acción Nacional (PAN) celebró su sesión ordinaria si lograr acuerdos que le permitan calmar las aguas rumbo a las elecciones del próximo año 2018. En los detalles del pleito no profundizaré; solo abordaré algunas de sus consecuencias. 

 

La razón del conflicto panista se debe a que no han definido el método de selección de candidatura a la Presidencia de la República. Mientras los calderonistas proponen designación directa con base enencuestas, Anayistas y Morenistas piden sea por votación de militantes. Nadie quiere elección abierta a los ciudadanos.

 

Lo que debería preocupar a los consejeros del PAN es la división que se acentúa cada día más por la indeterminación de una ruta crítica consensuada que les permita transitar hacia un proceso electoral con la mayor unidad posible.

 

En Sinaloa el pleito nacional también tiene sus representantes. Del lado de Margarita Zavala están Alejandro Higuera, Martín Heredia y Rafael Morgan. Apoyando a Ricardo Anaya encontramos a Carlos Castaños, Roberto Cruz y Carlos Felton. A favor de Rafael Moreno trabajan Jorge Villalobos, Adolfo Rojo y Edgardo Burgos.

 

Hace unos días, la asociación civil ¨Dignificación de la Política¨ promotora del movimiento ¨Yo con México¨, que encabeza Margarita Zavala, organizó un evento en Culiacán. Ahí la ex primera dama del país lució tal como ella es: carismática, sencilla y conocedora de la problemática nacional.

 

El evento pareció todo un éxito. Teatro lleno con cobertura mediática aceptable, pero solo hubo un pequeño detalle, la gran mayoría de los asistentes no eran representantes de organizaciones sociales, estudiantes universitarios, ni ciudadanos sin afiliación partidista. Eran militantes del PAN y muchos de ellos ex empleados del gobierno federal en tiempos del presidente Felipe Calderón. 

 

De las fortalezas de Margarita Zavala podemos destacar tres: cuenta con una trayectoria política limpia, goza de buena imagen personal y es bien vista por la plutocracia mexicana. De sus debilidades, la más conocida: su vínculo matrimonial con el ex Presidente de la República.  

 

Margarita Zavala es conocida como la esposa de Felipe Calderón. Sus críticos señalan que quien está detrás de su interés por ser candidata del PAN a la Presidencia de México es precisamente su cónyuge, y eso representa una reelección indirecta.

 

Lo cierto es que el temperamento colérico de Calderón, sumado a su tuiteritis -enfermedad causada por uso excesivo de esta red social- y a su añoranza del poder, afectan la aspiración legítima de quien fue una exitosa diputada local, diputada federal y presidenta nacional del DIF. 

 

Encuestas publicadas por medios de comunicación como El Universal, Reforma, El Financiero y SDPnoticias, reportan que Margarita Zavala es la panista mejor posicionada en las preferencias electorales. Su ventaja sobre Ricardo Anaya y Rafael Moreno es amplia y clara.

 

¡Pobre Margarita, tan lejos del PAN y tan cerca de Calderón!