Martes 11 de Diciembre Mazatlán
26°
tipo de cambio
Fuente: DOF
20.36

La Dama de Hierro

 

Finalmente salió humo blanco del edificio sede del Congreso del Estado. Diputados y diputadas de la 62 Legislatura tomaron la decisión y designaron por votación unánime a Emma Guadalupe Félix Rivera como titular de la Auditoría Superior del Estado (ASE).

 

La forma en que la nueva Auditora Superior fue electa- por consenso de los grupos parlamentarios- es una señal importante que legitima su designación. Legisladores de los diferentes partidos políticos le dieron su voto de confianza y por tanto merece, al menos, el beneficio de la duda.

 

Resulta interesante que las reacciones a la noticia versaron sobre el hecho de que la persona responsable de fiscalizar los recursos públicos que ejercen en el estado, es una fémina. El Presidente Municipal de Ahome, Álvaro Ruelas declaró:

 

“Yo siempre he dicho que las mujeres son más honestas, más ordenadas, más transparentes, más exigentes en su trabajo, me da mucho gusto que sea del género femenino”.

 

Por su parte la Alcaldesa de Guasave Diana Armenta opinó: “Las mujeres son más escrupulosas para las investigaciones de lo que un hombre pueda ser, por ello la apuesta es al género femenino”.

 

No cuestionaremos si lo dicho por los ediles tiene fundamento sólido demostrable porque se trata de opiniones personales. Lo que  observamos es que si tomamos sus afirmaciones como ciertas, podemos arribar a la conclusión que la clase política que ha gobernado Sinaloa- por lo menos desde hace un siglo- lo ha hecho cometiendo el mismo  error, de manera consecutiva, poniendo hombres al frente de la función fiscalizadora de la hacienda pública.

 

Lo que la sociedad espera de la titular de la ASE, independientemente de su sexo, es que realice su trabajo con honestidad y sin consignas políticas para favorecer o perjudicar, de manera intencional, a ningún servidor público.

 

De entrada la licenciada Emma Félix enfrentará el reto de demostrar que no tiene compromiso con el ex gobernador Mario López Valdez, ni conflicto de intereses con su ex superior jerárquico inmediato, el actual diputado del PAN Juan Pablo Yamuni.

 

Revisar y fiscalizar cuentas públicas, así como determinar sanciones administrativas y presentar denuncias penales contra servidores públicos, más que un tema de género,  es un asunto de estricta observancia de la ley. Que la máxima responsable de hacerlo sea mujer no garantiza, per se, mayor eficacia. Elba Esther Gordillo Secretaria General del SNTE, Rosario Robles Jefa de Gobierno del Distrito Federal, Michelle Bachelet Presidente de Chile y Park Geun-hye Presidenta de Corea del Sur, son casos emblemáticos de mujeres que terminaron involucradas en escándalos políticos y compareciendo ante tribunales.

 

Recordando a Margaret Tatcher, primera mujer Ministra del Reino Unido-  guardando las obvias proporciones- podemos preguntar ¿se atreverá Emma Félix a ser la Dama de Hierro de Sinaloa?