Lunes 15 de Octubre Mazatlán
28°
tipo de cambio
Fuente: DOF
0
Felipe Parada

EN EL CLAVO

Frenan hasta el 2022 a Daniel Amador y su Encima

Felipe Parada
Karla Gabriela Peraza Zazueta, Presidenta del Instituto Estatal Electoral en Sinaloa, declaró que es hasta el 2022, una vez que pase la elección a Gobernador cuando la ley permite la creación de nuevos partidos, y es que sin dar nombres, pero haciendo referencia a las voces que han dicho que ENCIMA será convertido en un partido político estatal, mencionó que esto no va a ser posible por el momento, pues la ley no lo permite. Sin duda este tema no termina aquí, pero por lo pronto significa un freno a la intención del líder de dicha organización, ya que el 2022 está muy lejos todavía para asegurar que sí se concretará.
 
Por lo visto el magisterio no puede resistirse a las mieles del poder, mismas que les dan los espacios políticos, ya vemos el caso del PAS, el cual tiene alojada sus bases en la Universidad Autónoma de Sinaloa. Amador sin duda quiere seguir los pasos del ex rector Héctor Melesio Cuén Ojeda, cobijado con su gran arrastre entre la base magisterial del estado.
 
 
SEGURIDAD: LA MAYOR DEUDA DE PEÑA NIETO
 
Ayer el Presidente Enrique Peña Nieto rindió su sexto y último informe de Gobierno, en donde ofreció un resumen en el que dividió en cinco ejes el trabajo que realizó en su sexenio, en su mensaje habló de los logros que considera, se obtuvieron en su gestión en los temas sociales y económicos, pero al llegar al eje de la seguridad, reconoció que no lograron llegar a la meta.
 
Dijo: “Estoy consciente de que no alcanzamos el objetivo de recuperar la paz”, esto es más relevante porque recordemos que en el 2012 su principal bandera de campaña era el cambio en la estrategia del combate al crimen organizado, tema que le costó mucho al entonces Presidente Felipe Calderón. Por aquellos días en sus mítines Peña Nieto arengaba que la estrategia del entonces presidente era errónea, que se tenía que usar más la inteligencia y aumentar la prevención para acabar con la violencia. 
 
Hoy, a 6 años de distancia, parece que le falló la inteligencia, no logró dar EN EL CLAVO para disminuir la violencia, que según las estadísticas no solo no disminuyó, si no que aumentó, ahí están las escalofriantes cifras, 27 mil 310 personas desaparecidas y 161 mil 874 asesinatos, esta última cifra es por mucho, más alta que la del sexenio pasado que cerró con 106 mil 098 asesinatos, incluso en el 2017, de acuerdo con el INEGI, México cerró con la terrible cantidad de 31 mil 174 homicidios, la cifra más alta en dos décadas.
 
Pero el Presidente Peña aceptó la culpa a medias, al insinuar que el Gobierno federal hizo su parte y los estados no, afirmó que “durante la primera parte de la Administración se lograron importantes reducciones en los niveles de violencia, sin embargo, ese debilitamiento provocó el surgimiento de bandas criminales de menor tamaño, sin que existieran en el ámbito local las capacidades policiales necesarias para enfrentarlas con eficacia”, grave error de EPN, ya que el gobierno que está siendo evaluado en estos momentos es el suyo y que precisamente por no reconocer los desaciertos cometidos, le causaron en parte, la caída en su aceptación, pasando a ser unos de los presidentes peor calificados de la historia, quedando debajo de su antecesor.